• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Calcinados en El Junquito habían sido acuchillados

La morgue de Bello Monte estuvo aglomerada de familiares de las víctimas de la violencia citadina / Alex Delgado

Foto Archivo El Nacional

Los mataron antes de quemar la casa. Eran tía y sobrino, y vivían desde hace un año en el kilómetro 12

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Michel José Guillermo Navarro, de 21 años de edad, y su tía Lida Laurhely Guillermo Hernández, de 35 años de edad, que fueron hallados quemados en la casa donde residían en el sector La Redoma del barrio El Cafetal, en el kilómetro 12 de El Junquito, fueron ultimados a cuchilladas y luego le prendieron fuego al domicilio.

La información la suministraron ayer familiares de las víctimas que acudieron a la morgue a reclamar los cadáveres. Los parientes desconocen el móvil del doble homicidio porque Guillermo Hernández tenía un año viviendo en esa zona y nunca manifestó que confrontara problemas con alguien o que hubiese sido amenazada de muerte.

La mujer trabajaba en una fábrica de muebles ubicada en el kilómetro 10 de la carretera de El Junquito y su sobrino estudiaba Administración de Aduanas en el CUAM de La Yaguara.

Explicaron que el suceso se registró el martes a las 2:00 am. Vecinos que se percataron del incendio de la casa comenzaron a tocar la puerta de la vivienda y luego llamaron a los bomberos, que extinguieron las llamas y después encontraron los dos cadáveres. Cuando los cuerpos fueron revisados por funcionarios de la policía científica durante la inspección en la vivienda observaron las heridas ocasionadas a las víctimas con un cuchillo.

El domingo pasado, Guillermo Hernández, la mayor de seis hermanos, cumplió años y sus familiares acudieron a su casa para la celebración. La madre se quedó hasta este lunes con su hija.

Los parientes de las víctimas indicaron que en el kilómetro 12 de El Junquito hay un puesto de la GNB, pero los uniformados no van al barrio El Cafetal desde que allá mataron a cuatro funcionarios de ese componente.

El entorno fue citado a declarar en el Cicpc, además los investigadores harán una encuesta en ese barrio para conocer si alguien vio entrar a la casa a personas extrañas.

Por un celular. Otra víctima de la violencia fue identificada como Elifonso Fernández, de 35 años de edad, ultimado en Sabana Grande para robarle el celular y la cartera cuando estaba con unos amigos. Era comerciante.

La madre de Carmelo Lugo, de 25 años de edad, que laboraba en un restaurante y el martes pasado estaba libre, indicó que a su hijo lo mataron de 2 tiros en el pecho detrás del Unicentro El Marqués. Ella halló el cadáver del muchacho en el Hospital Pérez de León de Petare.