• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Banda delictiva mató a siete personas en un entierro en Turmero

Comisiones de la policía llegaron al lugar | Foto: Laudelyn Sequera

Comisiones de la policía llegaron al lugar | Foto: Laudelyn Sequera

Integrantes de la organización "el Toñito de Paya" esperaron a que llegara el féretro al Cementerio Municipal de Turmero para atacar a los asistentes. Hay otros cinco heridos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Siete personas fueron asesinadas a tiros esta tarde en una emboscada de una banda delictiva en el momento en que asistían a un entierro en la población de Turmero, en el estado Aragua.

El hecho ocurrió cerca de las 2:30 pm en el Cementerio Municipal de Turmero, en el momento que realizaban el sepelio de Willy José Fajardo Mijares, de 29 años de edad, apodado “el Mocho”, que estaba señalado por su presunta participación en cinco homicidios.

Se conoció de manera extraoficial que algunos los agresores eran rivales del hombre que estaba siendo enterrado y pertenecen a la banda de "el Toñito de Paya". Estaban en el camposanto a la espera de que llegaran los allegados de Fajardo Muijares, a quien mataron el lunes; otros ingresaron una vez que entró el féretro. Cuando se desarrollaba el sepelio dispararon contra los presentes.

Seis víctimas cayeron en el mismo lugar en el que se encontraban, y la séptima persona fue asesinada cuando huía del ataque. Fue alcanzada en la avenida principal de Valle Lindo, a la entrada del cementerio.

Las personas muertas fueron identificadas como Víctor Castro Maldonado, Luis Daniel Peña Bolívar, Marcos Tulio Reyes, Héctor Oswaldo Castro Maldonado, Gustavo Enrique López Carrasquel y Elvis Jusnel López Hinojosa, todos habitantes del sector La Magdalena, en Turmero.

Se supo que los cuerpos presentaron impactos de bala en el rostro. Dos de ellos, aparentemente, tenían antecedentes policiales.

Además, otras cinco personas resultaron heridas en el ataque, entre ellas un trabajador del cementerio municipal, que fueron trasladadas al Hospital Central de Maracay.

En las puertas del cementerio quedó estacionado un vehículo modelo Corsa, color negro, que se presume fue utilizado por los atacantes para trasladarse.

Luego del hecho, el cementerio fue custodiado por funcionarios de la Policía de Aragua, el Sebin y el Cicpc.