• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ayer fue la primera visita en Uribana después de la masacre

Se permitió la entrada a los familiares luego que los médicos hicieron la revisión de los presos que están heridos | Foto: Raúl Romero

Se permitió la entrada a los familiares luego que los médicos hicieron la revisión de los presos que están heridos | Foto: Raúl Romero

A las 10:00 am comenzaron a entrar las mujeres y hombres al área de Rodeíto. Sólo permitieron ingresar agua y medicamentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A las 10:00 am comenzó el chequeo para que entraran las mujeres y hombres que hicieron la visita a los reclusos del área de Rodeíto, en el Centro Penitenciario de Centro Occidente, conocido como Uribana.

El Ministerio para el Servicio Penitenciario había anunciado que la visita comenzaría a las 8:00 am, por lo que muchos familiares permanecieron a las puertas del penal desde muy temprano en la mañana a esperar que dieran la orden de ingreso. Sin embargo, se permitió la entrada a los familiares sólo después que los médicos hicieron la revisión de los reclusos heridos.

En Rodeíto hay 229 reclusos, de los cuales 69 pertenecen al grupo de los que resultaron heridos el viernes 25 en la incursión militar en la que murieron 58 reos, de acuerdo con la cifra oficial de la ministra para el Servicio Penitenciario, Iris Varela.

Inicialmente los presos que estaban ahí sólo eran los que trasladaron desde la cárcel de Rodeo I y II en julio de 2011, que no fueron admitidos en Uribana.

“Nos tienen horas esperando bajo el sol y se tardan haciendo la revisión de los paquetes que uno trae a los reos para retrasar la visita. ¿Hasta cuando nos hacen sufrir? Lo único que nosotras pedimos es que nos dejen ver a nuestros familiares”, dijo Yajaira Graterol, madre de un preso.

 

Traslados. Mientras un grupo de mujeres se organizaban para ingresar a la visita, otras seguían anotándose en las listas para apartar puestos en los autobuses que saldrán desde hoy hacia los 21 penales a los que fueron trasladados los 2003 reclusos que estaban en la cárcel de Uribana.

Las funcionarias del Ministerio para el Servicio Penitenciario informaron otra vez a los familiares que en los buses sólo podrá viajar una persona por recluso y que no podrán llevar ningún tipo de paquete para que no ocupen tanto espacio en las unidades que alquiló el despacho.

“No sabemos en qué condiciones están nuestros esposos e hijos en esas cárceles a las que se los llevaron y tampoco nos dejan que les llevemos aunque sea una ropa o unos zapatos. Dicen que ellos tienen la comida garantizada, pero hasta que no los veamos no podemos creerle nada a esta gente”, denunció Mirna Contreras, madre de otro recluso que fue trasladado a Tocorón.

Se espera que los autobuses que van más lejos salgan desde hoy en la tarde y mañana por la mañana los que van a los penales más cercanos a Uribana.