• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Auge de la criminalidad no influyó en el resultado de las presidenciales

Hugo Chávez fue reelegido en las regiones con las tasas más altas de homicidios. El diputado Elvis Amoroso pide despolitizar el tema

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El domingo que reeligieron a Hugo Chávez para su tercer mandato consecutivo no fue distinto en materia de criminalidad violenta con respecto a los demás fines de semana del año.

La policía judicial registró 19 homicidios hasta las 12:00 pm de ese día. Entre las víctimas figuran al menos 3 hombres que participaban en las celebraciones por la victoria del actual mandatario, en los barrios Isaías Medina, Plan de Manzano y Nuevo Horizonte, respectivamente.

Estos crímenes fueron en la parroquia Sucre, una de las que posee el mayor índice de criminalidad de toda Venezuela. Allí, sin embargo, el jefe del Estado obtuvo 64,3% de los votos escrutados.

El auge de la criminalidad no tuvo mayor impacto en la decisión de los electores, según académicos, investigadores y políticos de las dos principales tendencias que participaron en este proceso.

El hecho parecería un contrasentido pues Venezuela tiene la quinta tasa de homicidios más alta del mundo, de acuerdo con un estudio global presentado en octubre de 2011 por la Organización de Naciones Unidas. La violencia en el país solamente es superada por la de Honduras, El Salvador, Costa de Marfil y Jamaica. Esta medición se hace al tomar en cuenta el número de casos conocidos durante un lapso determinado por cada 100.000 habitantes.

Para Luis Cedeño (Paz Activa), Roberto Briceño León (Observatorio Venezolano de la Violencia) y el diputado Elvis Amoroso (Comisión de Politica Interior del Parlamento) este asunto no tuvo importancia electoral, aunque es reconocido por la población como uno de los más importantes del país.

“La inseguridad es el problema más agudo según lo que dice la propia gente, pero no fue determinante en las elecciones. El votante trasladó y distribuyó las responsabilidades entre numerosos actores, entre los cuales, desde luego, está el Ejecutivo”, explicó Cedeño.

La campaña por la reelección no tocó el asunto de la inseguridad. Amoroso cree que la oposición cometió un error al tratar de ponerlo entre los puntos a debatir.

“La gente salió a votar masivamente sin caer en la trampa que trató de involucrar a la inseguridad en la materia política. Tenemos un problema, obviamente, que se agudiza en los estados donde gobierna la oposición como Miranda, Zulia y Carabobo”, dijo.

El sociólogo Roberto Briceño afirmó que la relación entre el auge de la criminalidad y la decisión de los votantes aún no ha sido debidamente estudiada en el país; no obstante, adelantó que durante los últimos comicios el primer factor “no tuvo relevancia”.

Las últimas cifras del Consejo Nacional Electoral indican que Hugo Chávez ganó en todas las regiones del país excepto Mérida y Táchira, dos estados andinos en los que las tasas de homicidios y robos de vehículos correspondientes al año 2011 están entre las más bajas.

Chávez se impuso en el municipio Libertador del Distrito Capital, donde la tasa de homicidios para diciembre del año pasado era 93 por cada 100.000 habitantes, 10 puntos por encima de la tasa oficial del país más violento del mundo, que es Honduras. El actual mandatario también se impuso holgadamente en las regiones en las que la proporción de homicidios por habitante es más baja, como Amazonas y Falcón.

Evaluación vs continuidad

Para Cedeño la campaña electoral planteó a los ciudadanos una decisión entre la continuidad de un proyecto político, por una parte, y la búsqueda de una vida mejor a partir de una evaluación de lo hecho por Chávez durante los dos períodos anteriores, por la otra.

“El mismo Chávez había dicho que no importaba si había inseguridad o si se iba la luz, sino seguir con la revolución”, recordó.

Advirtió que este principio no será válido en las elecciones de gobernadores programadas para diciembre.

En la campaña para los mandatarios regionales, según Cedeño, el votante pondrá mucha más atención en los logros o desaciertos de la gestión.
“La gente cree que los gobernadores y los alcaldes son los que deben resolver los problemas cotidianos”, dijo.

Prioridades

El Gobierno se ha planteado continuar con la ejecución de la Gran Misión a Toda Vida Venezuela. En el plano legislativo, indicó Amoroso, las primeras normas en agenda serán las referidas al Control de Armas, Municiones y Desarme, y la reforma al Código Penal. Posteriormente serán discutidos los anteproyectos de leyes en materia penitenciaria y control en el uso de motocicletas.

En el plano policial el Ejecutivo avanzará en la reestructuración de la policía judicial, así como también en la aplicación de protocolos sobre vigilancia y patrullaje, tanto en los cuerpos civiles como para la Guardia Nacional. La Policía Nacional continuará su despliegue en todo el territorio y ofrecerá nuevos servicios.

El presidente de la Comisión de Política Interior del Parlamento dijo que también será necesaria otra revisión del Poder Judicial. En su criterio, los jueces están otorgando libertades a personas señaladas por delitos graves.

El Gobierno deberá mejorar protocolos de actuación policial.