• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Atracan y lanzan a pescadores al mar

El incidente ocurrió en el municipio Península de Macanao y los atacantes portaban armas largas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos pescadores margariteños, identificados como Erasmo Cardona y su hermano Ezequiel Cardona, fueron víctimas de piratas del mar en la zona de Boca de Pozo, municipio Península de Macanao, donde fueron despojados de dos motores de la embarcación y un equipo GPS, entre otras pertenencias.

El hecho ocurrió cuando estaban en plena faena a bordo del peñero Yanireé, en las coordenadas cercanas a la isla La Guacharaca.
Al ser rescatados por otros pescadores denunciaron que fueron interceptados por dos hombres que portaban armas largas con las cuales los sometieron y les arrebataron los enseres.

Resguardo militar

Wolfgang Díaz, director sectorial de Protección Civil y Seguridad Ciudadana, exhortó a las autoridades de la Armada Venezolana a incrementar el patrullaje marítimo para evitar hechos como estos, y dejó claro que la gobernación no tiene competencia en la materia.

Recordó que ese tipo de resguardo es exclusivo de la Armada, a la que le corresponde cuidar y patrullar las costas constantemente, para evitar la presencia de piratas que afectan a los pescadores, que trabajaban en alta mar para mantener a sus familias con esta practica tradicional del estado.

Del mismo modo emplazó a las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas en la zona para que realice las averiguaciones correspondientes que conduzcan a la captura de los responsables.

El Dato

El 2 de marzo, los 3 tripulantes de la embarcación El Gran Ché, capitaneados por Diógenes Olivier, faenaban en las cercanías de Los Frailes. “Terminando de tender el tren de pesca llegaron los atracadores. Los hombres arrimaron la embarcación y les advirtieron: ‘Esto es un atraco’.

Luego saltaron al peñero y los apuntaron en la cabeza y en la cintura con armas de fuego y los conminaron a colocarse boca abajo en el bote. Al revisar los motores constataron que eran muy viejos, cargaron con los 200 kilos de producto que habían sacado de las entrañas del mar”.