• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a dos primos para robarles la moto

Las víctimas fueron atacadas por dos delincuentes en el barrio El Carpintero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos primos fueron asesinados para robarles la moto cuando se dirigían a sus respectivas residencias, ubicadas en el barrio El Carpintero, de Petare. A las víctimas las identificaron como Luis Alberto Macho, de 24 años de edad, y Enderson Sánchez, de 22 años.

Sus familiares relataron en la morgue de Bello Monte que Luis Alberto siempre buscaba a Enderson al trabajo para irse juntos al sector donde vivían. El viernes en la tarde Luis recogió en su moto Empire, de color azul, a Enderson y cuando entraron a la comunidad fueron interceptados por dos delincuentes. Le exigieron la entrega del vehículo, pero él se negó y le dispararon. A su primo también lo hirieron y se llevaron el vehículo.

Luego de escuchar los disparos los vecinos salieron y auxiliaron a los heridos. Fueron llevados al hospital Domingo Luciani, de El Llanito, y allí murieron. Luis Alberto era plomero y trabajaba en la empresa de su padre, mientras que Enderson laboraba como chofer en una tintorería, ubicada en el sector Los Samanes.

“Vivimos en una zona de guerra, donde la policía no se atreve a meterse a enfrentar a los delincuentes. De nada vale pedir justicia si estamos conscientes de que las autoridades no van hacer nada. Este doble homicidio pasará a formar parte de la cantidad de asesinatos que quedan impunes en un país gobernado por la violencia”, dijo Douglas González, cuñado de Luis Alberto Macho.

Operativo dejó dos muertos 

En un procedimiento practicado por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas en un urbanismo de la Misión Vivienda ubicado en el sector Las Mayas, ultimaron a dos hombres, identificados como Daniel Galindo, de 25 años, y Julio Cerezo González.

De acuerdo con el relato de sus parientes, ellos se encontraban reunidos con un grupo de personas en la entrada del complejo residencial, cuando fueron atacados por la comisión policial. “Los funcionarios, sin preguntar, dispararon”, dijo un familiar.