• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a polinacional en tiroteo en la Lecuna

Uno de los atacantes murió y otro fue preso. Freini Rodríguez es el 10º policía muerto y el tercero de la Polinacional este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El oficial de la Polinacional, Freini Antonio Rodríguez Fuenmayor, de 28 años de edad, fue muerto de un tiro en la cara y de otro en una pierna ayer a las 4:40 am, en la esquina de Curamichate, avenida Lecuna. Fue llevado a la clínica Caracas.

El policía estaba adscrito a Orden Público y patrullaba en moto acompañado del oficial Moisés Orta y al ver a dos hombres en un vehículo similar dieron la voz de alto y el individuo que iba de parrillero se bajó con un arma de fuego en la mano y le disparó a los agentes lo que originó un enfrentamiento. En el sitio recuperaron una moto y un arma de fuego.

El otro individuo fue detenido y ayer lo llevaron a la morgue para hacerle un examen médico. Este año han matado a 10 policías. Rodríguez es el tercer muerto de la PN en 2013.

En el Hospital de Catia falleció Yensen Stiven Silva Lucero, de 18 años de edad, que se enfrentó a dos funcionarios de Polinacional.

En el centro. Luis del Valle González, de 62 años de edad, contador público, que laboraba en Análisis de Presupuesto en el Instituto Nacional de Nutrición, murió en su casa el sábado luego de ser asaltado por dos hombres en la esquina La Pedrera, avenida Bartalt, el domingo 27 de enero a las 11:30 pm.

González, al ver que la estación Capitolio estaba cerrada, fue a buscar un transporte público y fue atacado por los hombres que le robaron 200 bolívares y unos documentos. Lo golpearon con un tubo y le echaron una sustancia en la cara.

Funcionarios de la PN lo llevaron al Hospital de Lídice. Lo atendieron y lo enviaron a su casa porque no había cama disponible. Al otro día fue trasladado al Hospital Militar, le practicaron unos exámenes y no lo dejaron por no haber cupo. Volvieron a Lídice y reiteraron que no tenían cama.

La familia lo trasladó a una clínica donde fue curado, pero no quedó recluido porque el seguro no cubría los gastos. Volvió a su casa donde falleció.

González tenía escaras en párpados, quemaduras químicas de tercer grado, edema desde la frente hasta el esternón y lesiones en la cabeza.