• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a 2 policías en menos de 12 horas

La oficial agregada de la PNB fue atacada en El Cementerio. Al polimiranda lo mataron en Antímano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La oficial agregada de la PNB Kendy Dayana Urrea, de 24 años de edad, es la tercera mujer militar o policía ultimada este año en la Gran Caracas.

Murió el viernes en la noche en la clínica Atías luego de ser herida de un tiro en el cuello cuando desde dos vehículos atacaron el punto de control donde estaba con otros siete compañeros, algunos habrían sido heridos en ese suceso, en el barrio Primero de Mayo de El Cementerio.

Extraoficialmente se dijo que ella les habría dado la voz de alto a los ocupantes de una camioneta Cherokee negra blindada y de un Mazda 3, gris, que dispararon contra los uniformados con armas largas.

La víctima era madre de una niña y estaba adscrita a Patrullaje Motorizado. Residía en San Luis, parroquia San José. Se informó que los dos vehículos desde donde le dispararon a Urrea tomaron la autopista y que en la urbanización Chulavista de Las Mercedes habrían sido perseguidos por comisiones de Polibaruta. Otros cuerpos policiales se activaron para tratar de detener a los homicidas.

Allegados a la oficial agregada que fueron a la morgue dijeron que ella tenía una fuerte vocación policial. Sus familiares le habían pedido que se retirara de la institución en vista de la cantidad de militares y policías que han sido asesinados, pero ella se negaba a renunciar y respondía que moriría en la calle.

 

Otra víctima. El cadáver del oficial jefe de Polimiranda Rommel Alexis Scott Linares, de 34 años de edad, fue localizado ayer a las 4:00 am en el sector La Inos, parte alta de Mamera I, parroquia Antímano.

Lo mataron durante un tiroteo que se registró en una fiesta privada donde antes de que llegara el funcionario policial se había registrado un enfrentamiento en el que varias personas resultaron heridas.

En un segundo intercambio de disparos ultimaron a Scott Linares, a quien le registraron la ropa para despojarlo de pertenencias y cuando encontraron su credencial que lo acreditaba como funcionario policial se la colocaron en la espalda.

La víctima tenía 15 años de servicio en la Policía de Miranda. Estaba adscrito a la División de Seguridad Interna y Retén.

En ese sector Polinacional desplegó un operativo para tratar de capturar a los homicidas. Con la muerte de Scott Linares asciende a 131 el número de policías asesinados este año en la Gran Caracas. Este mes han matado a 10, y 5 de ellos en el municipio Libertador.