• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a mecánico que dormía en su carro

Morgue de Bello Monte | Foto Archivo El Nacional

Morgue de Bello Monte | Foto Archivo El Nacional

Daniel Gámez recibió ocho disparos cuando pernoctaba en la cabina de un Fiat, cerca de los Bomberos de Longaray

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Una cosa es que te digan cómo mataron a un familiar tuyo. Otra es que lo veas así, en una pantalla de televisión”.

De esa forma se expresó en la morgue de Bello Monte un deudo del mecánico automotor Daniel Adrián Gámez. La mujer, que pidió mantener su nombre en reserva, revive una y otra vez ese episodio desde el lunes.

El domingo en la noche, el hombre de 31 años de edad estacionó su Fiat Spazio blanco en la avenida Intercomunal de El Valle frente al edificio La Ceiba, muy cerca de la estación de Bomberos de Longaray.

El carro quedó justo en el área cubierta por una de las cámaras de vigilancia instaladas por vecinos asolados por la delincuencia. La tecnología no ha disminuido los hechos delictivos. Pero, como sucedió en esta oportunidad, las imágenes captadas quizá contribuyan a la identificación de los criminales.

Gámez había almacenado varios repuestos en el carro. Supuestamente los utilizaría para hacer reparaciones a domicilio.

El domingo a las 10:30 pm el hombre se metió en la cabina del Fiat. A juzgar por los registros de la cámara, todo fue quietud hasta la medianoche cuando se estacionó al lado de este vehículo una camioneta Chery Tiggo vinotinto. De una de las puertas traseras salió un hombre de aproximadamente 1:65 metros de estatura y contextura delgada. Se colocó en el lado del piloto y disparó en ocho oportunidades.

Los primeros tiros quebraron por completo el vidrio de la puerta del piloto. Lo primero que sobresalió fue la cabeza de Gámez, ya muerto. El delincuente, sin embargo, continuó descargado la cacerina. Algunos proyectiles fracturaron el parabrisas. Luego, el asesino volvió a la camioneta. No se llevó ningún repuesto ni tomó la billetera de la víctima. No había teléfono que robarle, pues los delincuentes del sector se lo habían quitado en febrero.

Los deudos creen que el crimen podría guardar relación con una acalorada discusión que tuvieron el mecánico y un cliente insatisfecho hace dos semanas. Gámez no tenía taller, pero solía hacer sus trabajos en el estacionamiento del edificio La Ceiba, hasta donde había ido el hombre a amenazarlo.

Los investigadores del Cicpc analizan el video que captó el homicidio; igualmente los proyectiles y casquillos hallados en el sitio del suceso. El vehículo fue llevado a la subdelegación El Paraíso.

244 muertes violentas han ocurrido en la Gran Caracas en los primeros 16 días de marzo. El promedio por día es de 15 casos.