• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron al gerente de seguridad del Banco Caroní

Norelis Medina acudió ayer a la morgue a retirar el cadáver de su hijo / Alexandra Blanco

Norelis Medina acudió ayer a la morgue a retirar el cadáver de su hijo / Alexandra Blanco

Recibió un balazo en el pecho al oponerse al robo de sus pertenencias, en la avenida Universidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Robin Alejo Bosque Blanco, de 74 años de edad, recibió un impacto de bala en el pecho al resistirse al robo de sus pertenencias mientras transitaba por en la avenida Universidad, entre las esquinas de Monroy y Perico, el 31 de diciembre a las 7:00 pm, aproximadamente.

Bosque Blanco, quien era gerente de seguridad del Banco Caroní y comisario retirado de la Policía Técnica Judicial, estuvo ese día en las instalaciones bancarias de la avenida Universidad para dictar las últimas instrucciones y supervisar a los empleados. Después de dar las órdenes y desear Feliz Año a los trabajadores, salió a buscar su carro Toyota Corolla, color gris, que estaba estacionado en la calle.

Cuando se encontraba frente al edificio Alpes varios delincuentes lo sorprendieron e intentaron despojarlo de las prendas de oro. Allegados a la víctima presumen que en medio del ataque había intentado defenderse con su arma particular, pero los hombres le dispararon. Huyeron con un anillo de oro, un reloj Casio enchapado en oro y su pistola 9 mm.

Los empleados que se encontraban en el banco escucharon el altercado y al salir la víctima estaba tendida en el medio de la calle. Llamaron a los familiares mientras los Bomberos del Distrito Capital intentaban reanimar al hombre. Falleció en el sitio.

Bosque Blanco tenía 22 años trabajando en la institución y anteriormente estuvo en los departamentos de seguridad de Sidor y del Banco Consolidado. En la PTJ, actual Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, se desempeñó como funcionario del área de las Brigadas Juveniles, Brigada Contra Robos y Operaciones.

La víctima tenía seis hijos y fue ingresado a la medicatura forense de Caracas en Bello Monte con el número 564 del mes de diciembre.

Vecinos del sector indicaron que motorizados armados despojan de sus pertenencias a quienes transitan por la avenida Universidad en horas nocturnas. Aseguraron que en 2013 fueron asesinados cuatro presuntos delincuentes en ese sector.

Murió adolescente en San Agustín

Álvaro Adonael Medina, de 15 años de edad, salió de su casa el martes a las 7:00 pm, para encontrarse con unos amigos en el sector El Manguito de San Agustín del Sur. Azotes de la zona le dispararon y le robaron la cartera.

A la morgue de Bello Monte fue ingresado a las 10:00 pm con el número 565 del mes de diciembre.

“No tenía problemas con nadie, hasta donde yo sabía. Dejó de estudiar y de trabajar porque como todo muchacho se dejó llevar por los amigos. Yo le decía que no se fuera más para esa zona porque era muy peligrosa”, recordó Norelis Medina.

Otro caso fue el de Keiber Daniel Sayago Mendoza, de 18 años de edad, quien fue asesinado el martes en la madrugada en la avenida Baralt, sector Catuche.

Él había salido a fumarse un cigarrillo en el frente de su casa cuando cuatro hombres lo sometieron y le dispararon por la espalda para robarle el celular marca Blackberry Torch.

La víctima vivía con su hijo de un año de edad y su esposa. Murió en el sitio al recibir tres impactos de bala. Trabajaba como motorizado particular.

Sin documentación

Dos hombres fueron encontrados sin vida al final de la avenida La Paz de la parroquia El Paraíso, ayer en la mañana.

Los cadáveres no estaban identificados. Uno de ellos se encontraba a pocos metros de la entrada del Bloque de Armas, con heridas por arma de fuego, vestía jeans y franela roja. A su lado había una botella de una bebida alcohólica. El segundo estaba frente a la Funeraria La Paz, y no se le observaron heridas; vestía jean y franela blanca con franjas azules.

Resumen 

El año pasado registraron 5.801 cadáveres en la morgue de Bello Monte que presentaban heridas por armas blancas o de fuego, lesiones por accidentes de tránsito o por causas de muerte sin determinar.

Este número significa que en promedio ingresaron cada día 16 personas a la medicatura forense, una más que el promedio diario de 2012. En ese año fueron 5.623 las autopsias que se realizaron.

Entre las víctimas de la violencia destaca las 137 mujeres que fueron asesinadas en el Área Metropolitana de Caracas, en comparación con los 75 casos registrados en 2012.

En total, 99 funcionarios policiales y militares fallecieron por armas de fuego o blancas, 7 menos que el año pasado. El cuerpo de seguridad que sufrió más pérdidas en sus filas fue la Policía Nacional Bolivariana, con 25 agentes asesinados; seguido de la Guardia Nacional Bolivariana con (19) y la Policía Municipal de Libertador (8).




@MoreLosada24

vmoreno@el-nacional.com