• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a estudiante para robarlo

Familiares de José Gregorio Mathey buscaron el cuerpo en la morgue de Bello Monte | Foto Alexandra Blanco

Familiares de José Gregorio Mathey buscaron el cuerpo en la morgue de Bello Monte | Foto Alexandra Blanco

En el 23 de Enero, cerca del Cuartel de la Montaña, un comerciante fue atacado a tiros por motorizados cuando abría su local

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El estudiante de tercer año de bachillerato José Gregorio Mathey, de 16 años de edad, que trabajaba como empaquetador en el automercado Central Madeirense de La Boyera, murió al recibir seis disparos cuando salía de una fiesta a escasos metros de su residencia, en el barrio Santa Cruz del Este, Baruta. Lo despojaron del celular.

Familiares del adolescente escucharon las detonaciones y al salir a la calle vieron el cuerpo tendido en el pavimento. Una prima del muchacho llamó a Yujairi Farías, tía con quien vivía el jovencito, que indicó que el barrio es relativamene tranquilo, pero a veces se desata la violencia.

A la víctima le asignaron el número 299 en la morgue de Bello Monte, y con su caso asciende a 52 en número de menores de edad asesinados en Caracas en lo que va de año. El 23 de julio otro muchacho, Winder Marcano, de 15 años de edad, fue asesinado por motorizados que pasaron disparando frente a su casa en Catia.


Comerciante asesinado. De disparos en la espalda fue ultimado Wilmer Elías, de 39 años de edad, cuando abría su local donde jugaban parley (apuestas internacionales de diferentes deportes) en el sector La Cañada, parroquia 23 de Enero, cerca del Cuartel de La Montaña, el jueves a las 6:00 pm, denunció su tío, Eduardo Martínez.

Los autores del homicidio son dos individuos que se desplazaban en una moto. Le dispararon y cuando cayó lo remataron. Era padre de dos hijos y siempre tuvo su residencia en el bloque 20 de esa parroquia.

Martínez indicó que Wilmer Elías era un hombre tranquilo y estaba dedicado a trabajar y a su familia. Calificó de "horrorosa" la inseguridad en la zona donde no hay patrullaje ni vigilancia policial.

Agregó que no cree en la justicia y aseguró que su sobrino no tenía problemas con nadie.

De jueves a viernes a la morgue de Bello Monte fueron ingresados 7 cuerpos. En los 24 días transcurridos de julio a esa dependencia han sido llevados 300 cadáveres.