• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a empresario en su apartamento

Agentes de Polibaruta y del Cicpc acudieron al edificio Macarapana | Alex Delgado

Agentes de Polibaruta y del Cicpc acudieron al edificio Macarapana | Alex Delgado

Luis Ernesto Godoy fue ultimado ayer en la madrugada de un disparo de escopeta. Vecinos de Colinas de Bello Monte se alarmaron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un comerciante dueño de una ferretería fue ultimado por delincuentes que lo interceptaron en la vía pública para robarle una camioneta y bienes de su apartamento.

El cadáver de Luis Ernesto Godoy, de 50 años de edad, fue encontrado por vecinos de las residencias Macarapana ayer en la madrugada. Fueron alertados por el incesante ruido de la alarma de su camioneta Grand Cherokee azul, en la que los maleantes intentaron llevarse las pertenencias de la víctima metidas en bolsas negras.

Godoy era propietario de la Corporación Gato Negro, una compañía con sede en Catia dedicada al ramo de ferretería, informó Rafael Godoy, hermano de la víctima.

El hombre fue visto con vida por última vez el lunes a las 7:00 pm,  cuando entró con otras personas al apartamento en el que residía. Eso no extrañó a los vecinos, pues Godoy solía hacer reuniones en su apartamento de la calle Sorbona de Colinas de Bello Monte. Se cree que para ese momento el comerciante ya era rehén de los delincuentes. Luis Rondón, conserje del edificio, dijo que los homicidas eran dos hombres y dos mujeres, que se trasladaban en una camioneta blanca.

El director de Seguridad de Baruta, Manuel Tangir, informó que Godoy fue ultimado con un disparo de escopeta. Las puertas del apartamento del comerciante no fueron violentadas. Al escapar, los delincuentes las dejaron abiertas. La camioneta del empresario quedó en su puesto de estacionamiento. En la cabina estaban las bolsas con sus pertenencias.

Cámaras por doquier. En el edificio Macarapana están instaladas cinco cámaras de vigilancia. Cubrían tanto las áreas comunes de la planta baja como el pasillo de entrada al apartamento de Godoy.

Rondón recordó que el propio comerciante financió la instalación de los dispositivos luego de ser víctima de un asalto el año pasado. Las imágenes eran enviadas a teléfonos celulares y otros dispositivos.

El conserje indicó que el ferretero tenía empleados a un conductor que también era escolta, una ama de llaves y un mensajero motorizado. Los pesquisas solicitaron la comparecencia de todos ellos para las correspondientes entrevistas.

Desde el fin de semana se han reportado asaltos a viviendas en Turgua de El Hatillo, Alto Prado, Santa Fe y Bello Monte.