• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinaron a comerciante para robarle moto cuando iba a Coche

Morgue de Bello Monte / Leonardo Noguera

Morgue de Bello Monte / Leonardo Noguera

Mataron a jubilado con un pico de botella en Macarao para quitarle el dinero que ganó al jugar un triple

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alan Acuña, de 35 años de edad, comerciante mayorista del Mercado Mayorista de Coche, fue ultimado de un disparo en el pecho el jueves a las 11:00 pm. Lo interceptaron en la autopista, a la altura de El Cementerio.

La víctima era padre de un niño de seis meses de nacido.

Tenía una frutería en Ruperto Lugo, Catia, y era mayorista de ají.

Zoila Medina, tía de la víctima, dijo que su sobrino salió de su casa en Catia en su moto Empire para ir al mercado porque le avisaron que había llegado un cargamento de ají.

Media hora después una comisión policial lo encontró herido y lo trasladó al Hospital Pérez Carreño, donde murió al sufrir un paro respiratorio.

"Nos están matando. Aquí no hay autoridad, aquí mandan los motorizados. Si matan a alguno del Gobierno entonces sí salen corriendo a responder", reclamó Medina.

Kevin Flores, socio y amigo de la víctima, opinó que actualmente les quitan la vida a las personas para robarles un par de zapatos, un celular o cualquier cosa. No descartó que a Acuña le hayan hecho un seguimiento desde que salió de su casa para despojarlo de la moto. Lo único que le robaron fue el vehículo, porque el dinero que tenía destinado para comprar el cargamento de ají así como otras pertenencias fueron localizados en un bolso que la víctima tenía.

Vino a votar.

A Sósimo Valera, de 68 años de edad, jubilado de una empresa textilera, que vivía en La Victoria, estado Aragua, lo mataron con un pico de botella el miércoles a las 11:00 pm para robarle 1.000 bolívares que había ganado al jugar un triple de lotería.

El hecho se registró en el callejón Las Flores, barrio Las Nieves del sector Las Adjuntas, en Macarao.

Valera viajó a Caracas para votar el domingo pasado y se quedó en la capital para visitar a cuatro de sus hijos.

En La Hoyada.

A Edy González, de 38 años de edad, padre de dos hijos, que vendía zapatos en el mercado de La Hoyada, le dieron tres disparos el 15 de marzo en ese sector unos hombres que lo interceptaron y lo despojaron todo el dinero que había obtenido por las ventas del día.

El hecho se registró en medio del alboroto que había en la zona porque ese día trasladaban los restos del presidente Hugo Chávez desde la Academia Militar hasta el Cuartel de La Montaña. La circunstancia fue aprovechada por los delincuentes para cometer fechorías en La Hoyada, donde González tenía 20 años laborando.

El trabajador murió en el Hospital Vargas el jueves en la madrugada. Durante su permanencia en ese centro asistencial sus familiares tuvieron que comprar medicamentos e insumos porque en el hospital no hay suministros para los pacientes.

Situación difícil.

A los fami- liares de José Daniel Martínez Morillo, de 19 años de edad, y de Juan Peña, de 64 años, muertos en un accidente de tránsito ocurrido el jueves en la mañana en la Autopista Regional del Centro se les presentó una situación difícil por resolver, pues en la morgue les estaban entregando los cadáveres y ellos no podían llevárselos debido a que no tenían los recursos económicos para contratar los servicios de una funeraria. Martínez Morillo laboraba para una empresa de instalación de dry wall que no lo tenía asegurado.

Cuando acudieron a la Asociación Cooperativa Los Mensajeros de los Llanos del Sur ­propietaria del colectivo involucrado en el accidente al ser chocado por detrás por una gandola, que tiene sede en Valle de La Pascua, Guárico­ la representante de la compañía les dijo que corrieran con los gastos que luego la empresa les reembolsaría el dinero.

El colectivo en el que viajaban las víctimas estaba fuera de su ruta regular y cuando la gandola lo chocó estaba parado recogiendo pasajeros en la vía.

Los familiares de Martínez Morillo, que se dirigía a sus labores, explicaron que él viajaba en el último asiento y en el choque quedó atrapado con el penúltimo puesto. Murió de manera instantánea porque recibió el impacto de la gandola.

Peña iba en el mismo asiento, pero falleció luego de ser ingresado al Hospital Periférico de Coche, adonde también fueron trasladados los lesionados.