• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asesinados 2 policías en menos de 24 horas

Manuel Furelos, director de Polisucre, estaba consternado | Foto Cortesía Polisucre

Manuel Furelos, director de Polisucre, estaba consternado | Foto Cortesía Polisucre

Las víctimas son un detective del Cicpc y un oficial jefe de Polisucre ultimado en la ARC

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El número de policías y militares ultimados este año en la Gran Caracas ascendió a 41 en las últimas 24 horas, con 2 casos ocurridos en el estado Miranda.

El detective del Cicpc Jesús Alberto Roa Gandica, de 26 años de edad, resultó muerto de un tiro en el pecho el domingo a las 10:00 pm cuando hacía labores de inteligencia junto con otros tres funcionarios, también adscritos a la Subdelegación de Higuerote, municipio Brión, en torno a un robo perpetrado en un edificio del conjunto residencia Montelindo.

Cuando la comisión policial llegó a la zona fue recibida con disparos de 10 delincuentes aproximadamente que estaban apertrechados en ese sitio. Roa Gadica fue trasladado al Hospital General de Higuerote, donde ingresó muerto. Formaba parte de la policía judicial desde el 1º de diciembre de 2014.

En Maitana. Apenas habían transcurrido 8 horas y 20 minutos de la muerte del detective Roa Gandica cuando se conoció que el oficial jefe de Polisucre Luis Manuel Cabrera Amundaray, de 43 años de edad, fue asesinado de varios tiros en la cara, ayer a las 6:20 am en el kilómetro 31 de la Autopista Regional del Centro, a la altura del sector Maitana, para despojarlo de la moto Empire RKV 200, azul, matrícula AE4E99G.

Cabrera Amundaray vestía de civil, venía de los Valles del Tuy para dirigirse a sus labores en la estación policial de Mariches. Estaba adscrito a la Coordinación de Patrullaje Vecinal, en la carretera Petare-Santa Lucía.

Cuando el oficial había pasado el restaurante Maitana, dos hombres que se desplazaban en una moto azul le hicieron un cambio de luces para que se detuviera, pero al no obedecer la orden le dispararon varias veces en la cara. Cabrera Amundaray cayó en una cuneta y fue cuando los delincuentes se percataron de que tenía una pistola Glock 9 milímetros que se llevaron junto con la Empire de la víctima, informó Manuel Furelos, director de Polisucre.

Funcionarios de la PNB que pasaban por el lugar se percataron del cadáver que estaba a un lado de la vía, en sentido a Caracas, y se detuvieron. Sospecharon que se trataba de un policía por las botas que calzaba, luego vieron la credencial de Polisucre y llamaron a ese organismo.

Cabrera Amundaray estaba casado y era padre de cuatro hijos, de 16, 15, 11 y 10 años de edad. Tenía 17 años de servicio en ese organismo con una hoja de servicio intachable, indicó Furelos.