• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Asciende a 38 cifra de presos muertos por intoxicación

Familiares de presos se mantuvieron en las afueras del hospital central | Foto Cortesía El Impulso / Archivo

Familiares de presos se mantuvieron en las afueras del hospital central | Foto Cortesía El Impulso / Archivo

Durante el día fueron trasladados otros reos al hospital central de Barquisimeto para chequeos médicos  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los casos de presunta intoxicación de un número indeterminado de reclusos de Uribana es una situación sin precedentes en la historia penitenciaria de Venezuela. A seis días de haberse iniciado el conflicto en el penal que está ubicado en el estado Lara, el silencio oficial se mantiene. Ayer el Observatorio Venezolano de Prisiones confirmó que otros dos presos murieron, por lo que la cifra de fallecidos ascendió a 38.

Humberto Prado, director de la ONG, informó que los reclusos estaban en coma en el Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto: “Uno murió a las 9:00 am y el otro a las 11:00 am”.

En las afueras del centro de salud siguió la tensión. Familiares de los reos se trasladaron hasta el hospital para constatar si sus parientes eran atendidos. En el transcurso del día llegaron varios autobuses con presos que, de acuerdo con información extraoficial, serían sometidos a chequeos.

En las adyacencias de la medicatura forense del hospital central de Lara se reeditó la escena que comenzó el lunes 24 de noviembre: madres y esposas hacían colas para reconocer cadáveres. Mientras realizaban los trámites, algunas recibieron llamadas de sus familiares.

Una mujer se alegró al saber que su hijo está fuera de peligro en Uribana y que el director del penal, Julio César Pérez, fue detenido por funcionarios del Sebin. Según información extraoficial está privado de libertad en la sede regional de la policía política y que en las próximas horas será presentado en el Tribunal Cuarto de Control.

“Ese señor es un reprimido sexual que mandaba a desnudarse a los presos a las 3:00 am para que los golpearan con palos. Afortunadamente mi hijo está vivo, pero hay madres que están reconociendo a los suyos por tatuajes, lunares y cicatrices que tienen en el cuerpo. Una señora reconoció a su hijo por un tatuaje de tres estrellas que tenía en el cuello”, dijo la mujer.

Cuestionan nuevo régimen penitenciario.A casi una semana del conflicto registrado en Uribana, donde los reclusos emprendieron una huelga de hambre para solicitar la destitución del director del penal y que terminó con una intoxicación masiva, especialistas en materia carcelaria y familiares de los presos coinciden en que la situación irregular se debe al fracaso del nuevo régimen penitenciario que aplican en el centro luego de que la ministra Iris Varela recuperó unas áreas de la cárcel, que fue desalojada a finales de enero de 2013 cuando hubo una masacre que causó 61 muertos y 126 reclusos heridos y 3 militares lesionados.

“¿Cómo es posible que después de tener dos visitas semanales nos reducen las visitas a una por mes? Antes de tener ese régimen podíamos pasarles comida a nuestros presos. Ahora nos restringen los alimentos que podemos llevarles y solo nos permiten darles dos rollos de papel higiénico y un jabón de olor. A nosotros nos exigen uniformarnos con jeans y franela blanca y solo nos dan una hora para la visita conyugal, que antes teníamos los miércoles”, expresó la esposa de un recluso.

Ángel Medina, diputado miembro de la Comisión de Cultos Penitenciario de la Asamblea Nacional, indicó que el nuevo régimen además de ser represivo tiene una carga excesiva de política. “Solicité personalmente que la comisión haga una evaluación profunda del nuevo régimen penitenciario y sobre Uribana y Rodeo III, pues ambos penales están bajo este plan. Lo ocurrido en el estado Lara no se puede despachar con un comunicado”.

Humberto Prado, director del OVP, hizo un llamado al Estado: “Desde el Observatorio Venezolano de Prisiones instamos a que cese este tipo de barbarie y que tomen en cuenta las recomendaciones del Comité Contra la Tortura que fueron emitidas para garantizar los derechos humanos de la población reclusa en el país, pues entre otros aspectos rechazan que en los penales donde hay nuevo régimen penitenciario los presos son obligados a hacer orden cerrado”.