• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Basquetbolista detenido por extorsión

Uno de los aprehendidos es Carlos Morris, jugador del equipo de la liga venezolana de baloncesto Guaros de Lara

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una operación conjunta entre el Grupo Antiextorsión y Secuestro de la Guardia Nacional y el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas fueron detenidos tres integrantes de una banda de secuestradores que operaba en el estado Anzoátegui. Entre las personas aprehendidas está el jugador de la liga de baloncesto profesional venezolana, Carlos Morris.

El primer detenido es Juan Carlos Camero, de 32 años de edad, capturado por las autoridades en un allanamiento que realizaron en una vivienda en Puerto La Cruz. Camero supuestamente es hermano del cabecilla de la organización delictiva que está recluido en una cárcel en Nueva Esparta.

El jueves también fue apresado Jorge Fernández Morillo, de 36 años de edad, quien para el momento de su captura pretendía cobrar un cheque por 950.000 bolívares, en un banco ubicado en la avenida Alberto Ravell, en Barcelona.

En el caso del basquetbolista fue capturado por una comisión de la policía judicial el domingo en la madrugada, cuando salía de una conocida discoteca de la marina Américo Vespucio.

Camero y Fernández se hacían pasar por empleados de la Toyota y ofrecían a sus potenciales víctimas vehículos a precios más bajos, de acuerdo con la información suministrada en un comunicado de prensa de la policía judicial.

Estas personas supuestamente operaban en todo el oriente del país y el modus operandis que aplicaban era que le pedían a las víctimas que se trasladaran a la ciudad de Puerto La Cruz para negociar los vehículos y cuando llegaban a esta ciudad, eran secuestrados y extorsionados.

El Dato

Las autoridades del Cicpc determinaron que los detenidos tenían en sus cuentas bancarias altas sumas de dinero producto de la extorsión que practicaron a varias personas y, gracias a las denuncias realizadas por una de estas personas, pudieron desmantelar la banda delictiva. Tanto el Cicpc como el GAES están tras la pista de un quinto integrante de la organización que no ha sido identificado.