• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Amenazaron con desalojar a reporteros que cubren morgue

Los periodistas tendrán que permanecer alejados | Foto Williams Marrero

Los periodistas tendrán que permanecer alejados | Foto Williams Marrero

Personal de esa unidad considera que las entrevistas que hacen los medios de comunicación a los deudos violan los derechos humanos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los funcionarios del Cicpc que están destacados en la morgue de Bello Monte fueron autorizados para desalojar a los representantes de los medios de comunicación privados, del área que dos funcionarias.

Una del Ministerio del Interior y Justicia y otra que inicialmente se identificó como periodista y luego lo negó calificaron como “zona de seguridad” el frente y los lados de la edificación.

Dijeron que reporteros, fotógrafos y camarógrafos deben permanecer en la acera del frente porque consideran que al abordar a los deudos de las víctimas les están violando los derechos humanos. Indicaron que la orden de desalojo de los periodistas proviene de la Dirección del Senamefc, que desde mayo está en manos de la fiscal Agnedys Martínez.

La que inicialmente dijo ser periodista se quejó porque a los dueños de los medios privados no les conviene especificar cuáles cifras de ingresos a la morgue corresponden a muertes violentas y cuáles no.

Ya en el pasado los periodistas habían vivido una experiencia similar en la que se les impidió entrevistar a los familiares de las víctimas. Fue en 2010 durante la campaña para elegir diputados a la AN. En esa oportunidad funcionarias del Ministerio del Interior y Justicia, que vestían chalecos rojos, se llevaban a los deudos al edificio donde funcionó el Iupolc para brindarles jugos, agua, café y cachitos, e impedir que informaran sobre los hechos en los que mataron a sus parientes. Esa amabilidad duró hasta el 26 de septiembre de ese año, cuando culminó la campaña electoral.

Familiares de víctimas de la violencia se quejaron porque el fin de semana pasado los cadáveres fueron recogidos de hospitales y de la vía pública en las bateas de camionetas pick up del Cicpc, para llevarlos a la morgue. De las dos furgonetas, tipo panel del Senamefc, una estaba accidentada y a la otra le faltaba aceite.