• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Afirman que el geriátrico estaba en malas condiciones

El Ministerio Público investiga el origen del incendio | Foto Raúl Romero

El Ministerio Público investiga el origen del incendio | Foto Raúl Romero

La sobrina de una de las 8 mujeres muertas en el incendio denunció que solo 2 enfermeros cuidaban a 40 pacientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El luto seguía instalado ayer a las afueras de la morgue de Bello Monte y en las adyacencias de la quinta Dos Pinos en la que funciona el geriátrico Chivacoa, en la avenida Mohedano de La Castellana, en Chacao, luego del incendio registrado el domingo en la casa de reposo en el que murieron ocho mujeres.

María Dolores, de 40 años de edad, es una de las mujeres que falleció en el siniestro. La paciente estaba recluida en el centro desde hace 2 años a causa de una meningitis. Su sobrina Lisbeth Carrero lamentó que solo 2 enfermeros que trabajan 24 por 24 horas atendían a 40 pacientes.

“Una de las informaciones que se maneja es que cuando se generó el cortocircuito con el cargador del celular de una paciente se prendió un colchón, y uno de los extintores de fuego no funcionó. A mi tía la tenían amarrada porque tenía esquizofrenia y una fractura de cadera. Solo dos enfermeros no se daban abasto para atender a todos los pacientes. Además el personal de enfermería era inestable por la mala paga que recibían”, dijo.

En la medicatura forense también estaban los familiares de María Alarcón, de 61 años de edad. Su sobrina Yuliana Alarcón dijo que la mujer estaba recluida desde diciembre por padecer de alzheimer: “Mi tía ejerció la enfermería por 30 años en la clínica Santa Ana, en San Bernardino, pero hace 2 años la jubilaron debido a su condición”.

Héroes anónimos. El domingo a las 6:45 pm vecinos de Chacao que vieron el humo que salía del centro activaron las alarmas para rescatar a los pacientes, mientras llegaban comisiones de los Bomberos del Distrito Capital. Betsy Sosa aún se exaltaba ayer cuando relataba cómo hicieron para ayudarlos durante los 40 minutos que transcurrieron antes de que llegaran los bomberos.

“Salvamos vidas. Estamos orgullosos. Lamentablemente no pudimos ayudar a las ocho mujeres, pero aquí estuvimos hasta pasadas las 11:00 de la noche para ayudar”, señaló Sosa. Los voluntarios ingresaron a la quinta luego de violentar la puerta del garaje. Luego rompieron una ventana para cargar a los pacientes. Mientras que vecinos del edificio Piedras Pintadas sacaron una manguera para intentar extinguir las llamas.

En dos de las habitaciones del centro de atención privado –que en su mayoría albergaba a personas subvencionadas y remitidas por el Seguro Social– hubo pérdida total de camas y de estructura. Allí murieron cinco mujeres por asfixia y tres carbonizadas.

Enma Blanco, esposa de un sobreviviente identificado como Humberto Vielma, de 69 años de edad, dijo que hasta hace unos meses pagaba 8.000 bolívares por la estadía de su pareja en el centro. “El monto cubría solo la alimentación, pero la comida que le daban era poca y los medicamentos teníamos que pagárselos”.

Ramón Muchacho, alcalde del municipio Chacao, informó que de los 40 pacientes que vivían en el centro, 28 fueron rescatados por los vecinos de la zona, así como por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y Bomberos del Distrito Capital: “De las 28 personas rescatadas, 18 están en el hospital Domingo Luciani en un lugar especial que habilitaron para ellos y las otras 10 están con sus familiares. En el momento del siniestro 4 pacientes estaban fuera del centro”.

El Ministerio Público comisionó a Heycker Campione, fiscal 27º del área metropolitana de Caracas, para investigar las causas del siniestro.