• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Mataron a un adolescente cuando compraba gas

Morgue de Bello Monte / Antonio Rodríguez

Morgue de Bello Monte / Antonio Rodríguez

Un joven de 15 años de edad resultó herido durante el tiroteo, que ocurrió en La Charneca. Familiares del fallecido piden justicia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un adolescente de 15 años de edad murió acribillado y otro resultó herido durante un tiroteo en las inmediaciones del polideportivo Roberto Clemente de San Agustín del Sur el jueves a las 5:00 pm.

Cuando comenzaron los disparos, Pedro Luis Carrión Ramírez hacía cola para comprar una bombona de gas junto a Guillermo Antonio Terán Poncho. El primero de ellos residía con su mamá en el refugio para damnificados del hotel El Limón, en la avenida Lecuna.

José Ramírez, tío de Carrión, señaló que el joven cursaba segundo año de bachillerato en el liceo Bicentenario. Dijo que el joven y su familia tuvieron que salir de su casa debido a los deslaves registrados a comienzos de 2011 en el sector Blandín de la carretera vieja a La Guaira.

De acuerdo con fuentes policiales, Carrión fue ultimado por varios hombres que le dispararon con pistolas calibre 9 mm. Su cadáver quedó tendido en el pavimento. Terán, en cambio, fue llevado de emergencia al hospital José María Vargas.

Los familiares se enteraron de lo sucedido pues otros jóvenes tomaron la billetera del adolescente y la entregaron en el refugio a su mamá, Yamilet Ramírez. Las averiguaciones fueron iniciadas por funcionarios del eje central de Homicidios del Cicpc.

El tío de la víctima indicó que el joven es el segundo integrante de la familia que muere de forma violenta. En 2011, un hermano del adolescente, Ronald Ramírez, fue asesinado cuando estaba en una fiesta en La Vega. Uno de los homicidas en ese caso fue detenido este año, pero los familiares sostienen que la muerte del estudiante no guarda relación con este hecho.

En el caso de Carrión, los homicidas formarían parte de una banda delictiva que opera en San Agustín. La policía judicial maneja algunos apodos gracias a las entrevistas hechas a testigos presenciales y a familiares de la víctima.

Ramírez aseguró que su sobrino era un joven sano. Exigió que el crimen no quede impune y que los responsables sean castigados.