• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Acusan de extorsión a director de la cárcel

Cárcel de Santa Ana del Táchira / Archivo

Cárcel de Santa Ana del Táchira / Archivo

La madre de Edgar Bello, escolta del presunto narcotraficante Daniel Barrera, lo denunció después de que el recluso fue hallado muerto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas inició una averiguación contra José Cecilio Torres, director del Centro Penitenciario de Occidente, en Santa Ana del Táchira, por su presunta vinculación con la muerte y extorsión de uno de los miembros del cartel del narcotraficante colombiano Daniel Barrera, conocido como "el Loco Barrera", quien fue hallado muerto dentro de la cárcel el 31 de enero.

Extraoficialmente se supo que las autoridades del penal consiguieron el cadáver de Edgar Mauricio Bello, de 37 años de edad, que había sido detenido el 18 de septiembre de 2012 junto con Barrera, de quien se dijo que era el guardaespaldas. Fue trasladado al CPO el 24 de ese mes, después de que el Tribunal 6° de Control de Táchira, a cargo del juez Gerson Niño, le dictó privativa de libertad. Bello falleció por asfixia mecánica, provocada por una cuerda o cable.

Torres fue denunciado por María Bello, madre del presunto narcotraficante, quien dijo a las autoridades que su hijo le había solicitado fuertes cantidades de dinero para pagar a dos de los pranes del CPO y al director del penal, a cambio de que no lo mataran.

En su declaración ante la policía científica, contó que hizo transferencias bancarias y entregado oro y dinero en efectivo a dos mujeres que vivían en una casa que está ubicada frente al penal. Esa residencia fue allanada el miércoles por el Cicpc, que detuvo allí a Hubertino Valderrama, de 65 años de edad; Marina Contreras, de 53 años; Iris Roldán, de 35 años; y Shirley Rodríguez Toloza, de 29 años y supuesta dueña de la cuenta bancaria a la que Bello transfería el dinero que le solicitaban.

En la vivienda la policía halló dinero en efectivo, alcohol y municiones, que se presume serían llevadas a la prisión.

Una de las detenidas fue señalada como pareja de uno de los pranes de la cárcel de Santa Ana.

Bello dijo al Cicpc que entregó por lo menos 9 millones de bolívares a esas personas para garantizarle la vida a su hijo, quien tenía una orden de traslado para otro penal del país.

Torres anteriormente fue custodio de la cárcel de Santa Ana, hasta que en julio de 2012 los pranes de ese centro mandaron a matar a Nelly Isabel Ramón Torres, quien era la directora del recinto.