• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Venezuela sigue siendo portaviones de la cocaína

Decomiso de cocaína por parte de la GNB y la ONA / Saúl Rondón

Decomiso de cocaína por parte de la GNB y la ONA / Saúl Rondón

2013 cerrará con un leve repunte en las incautaciones de drogas. Comunidad internacional advirtió sobre manipulación de cifras 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando faltan tres días para finalizar el año, las autoridades venezolanas han incautado alrededor de 46,5 toneladas de drogas. La cifra es apenas una tonelada más que el total decomisado durante el año 2012 (45,5 toneladas).

Aunque la Oficina Nacional Antidrogas ya no suministra datos periódicos sobre incautaciones y detenciones, datos extraoficiales señalan que nuevamente la cocaína fue la droga más detectada por las autoridades, aunque las encuestas indican que la marihuana es más consumida en el país, y por lo tanto su circulación es mayor.

Las informaciones aportadas por el Departamento de Estado de EE UU indican que por Venezuela pasa alrededor de 27% de la cocaína producida anualmente en Colombia, Perú y Bolivia. Pero que la efectividad de las autoridades nacionales para impedir este flujo es cada vez menor. Las cifras de decomisos serían más altas, por ejemplo, sumando al peso de la droga decomisada lo correspondiente a envoltorios y maletas.

Los alijos son almacenados en estados fronterizos como Amazonas, Bolívar, Apure y Táchira para luego trasladarlos vía aérea a las costas frente a Falcón, Sucre y Delta Amacuro. También pueden ser trasladados por tierra, ocultos entre mercancías de aparente legalidad que luego son llevadas a puertos de Europa y EE UU en cargueros.

A pesar de los esfuerzos desplegados desde 2012, sigue predominando el flujo de drogas vía aérea. El balance presentado por la ONA revela que el año pasado fueron inhabilitadas 20 aeronaves e incautadas otras 17. En 2013 han sido inhabilitadas 20 y decomisadas 5 más. En total son 12 aeronaves menos que el año precedente. No obstante, la frecuencia de los vuelos sospechosos se mantiene en promedio de uno interdiario, según datos extraoficiales.

Protocolo secreto

Desde junio de 2012 está vigente en el país la Ley de Control y Defensa Integral del Espacio Aéreo, que estipula la posibilidad de derribar, por parte de cazas militares, aeronaves civiles consideradas hostiles. El protocolo para la aplicación de esta norma es un secreto. Pero hasta ahora no hay evidencias de que la Aviación haya derribado avionetas. Todos los procedimientos conocidos indican que los aparatos fueron quemados en tierra, en algunas oportunidades luego de obligarlos a aterrizar.

El último caso fue divulgado el 25 de diciembre. Se trata de un bimotor de hélice detectado en una pista clandestina del municipio Pedro Camejo, en Apure. Sus siglas no fueron dadas a conocer. En noviembre, el gobierno mexicano pidió explicaciones sobre un procedimiento similar contra un jet siglas XB-MGM, hallado cerca de la ribera del Meta. Este avión Hawker fue detectado cuando ingresó al espacio aéreo del país, aunque su plan de vuelo era de la isla de Grenada a Honduras sin escalas. Para el momento en que los militares lo encontraron, sus tres tripulantes habían huido a Colombia.

Operación encubierta

El 11 de septiembre llegaron en un jet de Air France, procedente de Venezuela, 1,3 toneladas de cocaína escondidas en equipajes de mano.

El alijo era vigilado desde que salió del país por las policías de tres países europeos, sin que las autoridades venezolanas lo supiesen.

La Fiscalía inició una investigación 10 días después del decomiso, al conocer la noticia por una rueda de prensa hecha en París por el ministro de Interior francés, Manuel Vals.

Desde entonces han sido detenidas 30 personas. Los fiscales han acusado a 21 de ellas, mientras que otras 6 esperan un acto conclusivo. Las pesquisas, sin embargo, no han dado con los financistas del alijo ni con el grupo que lo recibió en Europa. Francia no ha enviado informes al respecto.