• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El zika se anida en el hospital Los Magallanes de Catia

Una zanja de aguas estancadas detrás del edificio central y un vertedero de basura en la entrada amenazan al personal y a pacientes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Criaderos de zancudos proliferan alrededor del Hospital José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia, y favorecen la reproducción de los mosquitos transmisores de enfermedades como zika, dengue y chikungunya.

Los médicos del centro de salud no están seguros de si se ha fumigado, pero sí saben que solo en el servicio de Infectología recibieron en enero al menos 48 pacientes con síndromes febriles sugestivos de la enfermedad (dolores de cabeza y musculares, erupciones y conjuntivitis, entre otros), quienes fueron remitidos a la Emergencia del hospital. También fueron examinados 12 trabajadores del hospital con similar sintomatología.

En un recorrido por los alrededores del centro de salud se pudo apreciar que diagonal a la entrada principal hay un vertedero de desechos sólidos a cielo abierto, detrás de la sede de Fundafarmacia (dentro del hospital) hay una zanja con aguas servidas verdes y estancadas, y se aprecian tablas y maderas arrumadas; detrás de la casita donde se encuentra el tanque de agua que surte al edificio hay un bote que se va acumulando en un pipote plástico. Los propios trabajadores de mantenimiento se quejan por la falta de productos de limpieza, mientras que médicos y pacientes lamentan que la mayoría de los baños estén cerrados.

“Aquí hacen muchos cortes de agua, entonces tenemos que guardarla en tobos o baldes plásticos para los pacientes. Caso contrario, se inundan los baños. Nos movemos en los extremos, entonces tenemos que usar los sanitarios con un charco permanentemente al lado”, comentó el doctor Carlos Pérez Pérez, infectólogo del hospital.

El especialista aseguró que además de la incorrecta disposición de los desechos sólidos, lo que más favorece la reproducción de los mosquitos es la falta de larvicidas en los tanques donde hay grandes volúmenes de agua: “El comentario generalizado de los pacientes es que no hay insecticidas, repelentes ni mosquiteros. Yo les recomiendo que usen aceites a base de eucaliptos, citronella o menta, como una medida paliativa para reducir la posibilidad de una picadura”.