• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Los venezolanos dominan cada vez menos el inglés

Especialistas afirman que un joven bachiller debería saber un segundo idioma, y al egresar de la universidad un tercero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Brayan Torres, Kevin Quintero y Carlos Sarabia, estudiantes de quinto año en la escuela Luis Beltrán Pietro Figueroa, consideran que han aprendido inglés lo suficiente. Los métodos de evaluación son los mismos cada año: exámenes escritos sobre los tiempos verbales, talleres ­para traducir con la ayuda del diccionario­ y memorización de frases.

Los diálogos constituyen el examen principal para comprobar si aprendieron.

En cada lapso deben inventar una conversación, que traducen al inglés con ayuda de Google. Luego deben memorizarlo, aunque no necesariamente entiendan lo que dicen, y recitarlo en el salón.

A diferencia de ellos, hay otros alumnos que ni siquiera han visto inglés en sus años de escolaridad. Frank Jiménez y otros cinco adolescentes de la escuela Armando Castillo Plaza, en Lebrún, no han cursado la materia en bachillerato por falta de docente. Los jóvenes bromean sobre la importancia de conocer otro idioma. Jiménez dice, entre risas, que hay que saber expresarse si una chica sabe más que él. Keiber Montes se lo toma más en

serio: ³A mí me gustaría aprender inglés. El año pasado lo pasé con buena nota. Si se te presenta ir a otro país y uno no sabe, es feo. O para buscar un trabajo².

La carencia de personal calificado es una de las causas del escaso dominio del inglés en el país, considerado competencia básica para tener éxito en un mundo globalizado. En la actualidad, los venezolanos tienen uno de los más bajos niveles de competencia de inglés en América Latina y el mundo, y no ha habido una mejora significativa en los últimos siete años, señala el informe English Proficiency Index 2014, elaborado por la compañía de enseñanza de idiomas Education First. Venezuela se ubicó en el puesto 50 de 63 países que participaron en la investigación, para la que fueron evaluadas 750.000 personas de más de 18 años de edad, en 2013. El país obtuvo 46,11 puntos y quedó muy por debajo de Argentina que lidera la región con 59,02. Le sigue República Dominicana (53,65), Perú (51,46) y Ecuador (51,05). El dominio del inglés en Europa sigue siendo superior frente a otras regiones, con un promedio de 56,92 puntos.

David Durán, jefe del Departamento de Idiomas del Instituto Pedagógico de Caracas ­de donde egresa un promedio de 217 profesores de inglés al año­ describe el problema como una espiral. ³Recibimos bachilleres con una baja calidad y la mayoría de las universidades baja el nivel de exigencia para no quedarse sin estudiantes. A la larga se gradúan profesores de baja calidad².

A juicio de Lucius Daniel, director de la Escuela de Idiomas Modernos de la Universidad Central de Venezuela, un joven que sale de bachillerato debería saber manejar un segundo idioma y luego un tercero al egresar de la universidad. Sin embargo, actualmente los métodos de enseñanza en el país siguen siendo los menos idóneos. Luis Rodríguez, maestro de inglés en una escuela primaria en San Antonio de Los Altos, opina que el aprendizaje del idioma en el país se hace por traducción y no por asociación.

Políticas en retroceso. Tampoco existen políticas lingüísticas claras, señala Daniel. Un profesor extranjero que trabaja en un instituto de inglés en Caracas advierte que la falta de directrices del gobierno para priorizar el aprendizaje del idioma es una limitante.

³En la industria del turismo venezolano nadie tiene un buen nivel de inglés, ni siquiera los hoteles internacionales tienen personal que lo hable. En América del Sur realmente están promoviéndolo y Venezuela se está quedando atrás², señala el docente.

En Argentina, por ejemplo, los profesores de inglés deben completar un programa de posgrado de cinco años enseñando en escuelas públicas. El gobierno hizo obligatorio para las escuelas públicas enseñar inglés como lengua extranjera a todos los estudiantes, desde cuarto grado hasta el duodécimo grado, indica el estudio de Education First.

En Venezuela no es necesario tener el componente pedagógico para enseñar el idioma. Tampoco es obligatorio que se dicte la materia en educación básica.

El Ministerio de Educación prohibió este año que los colegios privados incrementen el presupuesto de la matrícula para actividades extracurriculares, como el inglés. A ello se suma la suspensión de las aprobaciones de divisas para cursos de idiomas en el exterior.

Un análisis del British Council calcula que para 2.000 millones de personas en el mundo, casi un tercio de la población, para 2020 estén  usando o aprendiendo a usar el inglés como herramienta para las relaciones internacionales y negocios entre la población económicamente activa, los jóvenes y los líderes de opinión.

 

Internet impulsa el aprendizaje

La tecnología ayuda a que los jóvenes aprendan inglés con mayor eficacia.

José Trejo, profesor del Departamento de Tecnología Educativa del Instituto Pedagógico de Caracas, señala que las herramientas en línea refuerzan las habilidades en el idioma.

Las computadoras portátiles que ha entregado el Estado a estudiantes poseen algunas aplicaciones para aprender a pronunciar correctamente letras y números, así como grabar sonidos y oírlos, dice Trejo.

El informe English Proficiency Index 2014 indica que las herramientas en línea ofrecen la oportunidad de aprender de forma más individualizada, interactiva y accesible en los países con menor dominio del inglés. Las redes sociales también serían otra forma de potenciar el dominio de esta lengua. Sin embargo, aún existe una brecha en Venezuela para disponer y usar correctamente la tecnología.