• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Una venezolana gana el segundo concurso contra la deserción escolar "Graduarte XXI"

Claritza Peña Zerpa es Doctora en Ciencias de la Educación y profesora en Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Claritza Peña Zerpa, Doctora en Ciencias de la Educación y profesora en Venezuela, es la ganadora del segundo concurso de GRADUATE XXI, la iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para prevenir el abandono escolar en América Latina. Peña presentó una idea original, práctica y con posibilidad de implementarse, para mejorar el acceso a la educación de calidad en áreas rurales latinoamericanas.

Su idea, “Jóvenes sobre ruedas”, fue seleccionada como finalista por un comité de especialistas en educación entre las ideas  presentadas y elegida como ganadora con los votos de los usuarios de la página web del proyecto (www.graduatexxi.org)

“Me gusta ser educadora y disfruto apoyando responsablemente la formación de jóvenes. Cuando vi que GRADUATE XXI recibía ideas contra la deserción escolar, no lo pensé dos veces. Me llamó la atención la presencia de directores educativos y las problemáticas planteadas. Mientras escribía pensaba en los estudiantes del instituto donde trabajo”, señaló la galardonada.

GRADUATE XXI tiene como objetivo implicar a los ciudadanos latinoamericanos de todos los sectores de la sociedad en la mejora del sistema educativo y aumentar el número de graduados de secundaria en la región. Para ello, presenta  datos y análisis recientes sobre la deserción escolar a través de medios de comunicación social, cine y una serie de 10 concursos en la red.  

Gádor Manzano, jefa del proyecto GRADUATE XXI, resaltó que iniciativas como ésta “dan voz y participación activa a todos los sectores de la sociedad para enfrentar el problema del abandono escolar y hacer posible una educación de calidad para todos. El interés en este tipo de iniciativas subraya que los ciudadanos están ávidos de una mejor educación con el fin de poder tener un futuro mejor”.

Aunque el acceso a la educación en América Latina ha mejorado considerablemente en los últimos años, casi la mitad de estudiantes latinoamericanos no termina la secundaria.  Según los últimos datos disponibles, la tasa de finalización en Venezuela es superior  al promedio regional: casi el 70% de los alumnos venezolanos se gradúa de la escuela secundaria.  

No obstante, en América Latina todavía quedan muchas brechas por cerrar en el campo educativo. “La juventud indígena, los jóvenes de escasos recursos económicos, los estudiantes con discapacidad y aquellos que viven en áreas rurales aparecen de forma desproporcionadamente alta en las tasas de deserción escolar de la región”, subraya Manzano.

El segundo concurso de GRADUATE XXI fue presentado por el reconocido director argentino Pablo Fendrik y se centró en la falta de acceso a la educación de calidad en las zonas rurales latinoamericanas. Fendrik grabó un cortometraje para GRADUATE XXI en el norte de Argentina que explora las barreras para acceder a la educación en áreas rurales y la necesidad de trabajar de los jóvenes de bajos recursos.

Se estrenará en la web al final de la serie de concursos.  “Siempre me da que pensar cuán riesgosa puede ser la deserción escolar si no encuentras una vocación o algo con que apasionarte y no cuentas con las herramientas que te da la educación secundaria”, señaló el cineasta.

El siguiente en participar será el afamado director de cine colombiano Carlos Gaviria, quien investiga para GRADUATE XXI los vínculos entre la deserción escolar en secundaria y la violencia. Su cortometraje invita a la reflexión sobre qué rol debe jugar el sistema educativo en integrar a los jóvenes que han vivido situaciones de violencia.
B
anco Interamericano de Desarrollo (BID)
La iniciativa GRADUATE XXI es posible gracias al generoso apoyo Fondo Coreano para la Reducción de la Pobreza. En el 2005 el gobierno de la República de Corea estableció este fondo para apoyar actividades orientadas a la reducción de la pobreza y al desarrollo social que beneficia directamente a los grupos más vulnerables o con mayores desventajas económicas.