• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La soltería en Navidad

Mujer con depresion. Suplemento Salud. Foto: Coleccion Archivo El Nacional - Primicia

Mujer con depresión

Estar solo durante esta época del año puede ser difícil para algunos, pero hay formas de pasarla bien y disfrutar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¡Patético! Es lo que exclama B. Rivera, un joven de 26 años, cuando recuerda que no tendrá pareja para compartir las fiestas y las actividades típicas de la época navideña. Y aunque está seguro de que la pasará bien con su familia y amistades, cree que no será lo mismo.

“La verdad es que eso de estar soltero durante la época festiva es patético, sobre todo para aquellos que tienen un círculo de familia bastante cerrado. Uno no puede ser hipócrita, todos queremos el regalo del afecto y la atención”, afirma el joven, quien cree que la Navidad es una celebración que evoca sentimientos profundos de nostalgia “y pasarla sin ese alguien especial suele despertar bastante tristeza”.

“Lo que ayuda a sobrevivir este momento es enfocarte en los elementos que te agradan de la Navidad y descartar las actividades que no te gustan tanto. Igual vale organizar actividades que puedes hacer solo y, por supuesto, agasajarte con regalos. No necesitan ser costosos. Las mejores cosas a veces son gratis”, afirma Rivera, mientras acepta que el peor día será el de fin de año cuando “las parejas estén besándose y deseándose lo mejor para el nuevo año”.

En cambio, Diana Pérez afirma que en esta temporada nunca estás sola o solo, pero dice que estar soltera “es otro cantar”. Y aunque está de acuerdo en que la época es para pasarla bien, cree que hay momentos en que por muy cómoda que estés con tu soledad, los familiares o amigos te hacen dudar de dicho estatus.

“Cada invitación o asistencia a una reunión navideña trae la misma retahíla de preguntas: ‘¿Vienes sola?’, ‘¿Qué esperas para realizarte?’ (entiéndase por esto casarse y parir varios muchachitos); o escuchas cosas como ‘seguro tienes a alguien por ahí escondido’”, recuerda entre risas la joven.

“Como te sabes el libreto de memoria, asistes con un plan que incluye guión de explicaciones y conversación prefabricado, ruta de escape y hasta puedes reclutar algún amigo que te acompañe en casos extremos”, agrega Diana, mientras destaca que tienes que estar clara de que vas a esas fiestas a recibir lo mejor de las personas que quieres, aunque no te entiendan.

“Tienes que divertirte porque es Navidad, una época bonita y de mucha ilusión. No te puedes dejar presionar porque vas a terminar encontrando lindo hasta el horripilante novio de tu prima. Un consejo: haz todas las cosas que las mujeres con pareja no pueden hacer y cuando den las doce, huyeeeeee...”, recomienda.

Ambos jóvenes comparten una realidad que puede ser común para cientos de personas que miran las festividades que se avecinan con cierto escepticismo debido a que no tienen pareja. No quiere decir que no disfruten de la Navidad y de su significado. Es que, generalmente, la insistencia de familiares o amigos por verte acompañado y, supuestamente, feliz, empaña cualquier asomo de pasarla bien.

Tradición cultural

“Es de conocimiento general que en la cultura puertorriqueña se tiene arraigada la tradición de disfrutar de las épocas festivas en familia”, nos recuerda la psicóloga consejera Naychaly Rivera Nieves, del centro PIENSA Psicología Innovadora.

Eso contrasta, agrega, con las personas solteras que se pasan la mayor parte del año enfocadas en su rutina diaria e ignoran, voluntaria o involuntariamente, su necesidad de establecer una relación de pareja estable.

“Al llegar la época de las fiestas y de las celebraciones por lo general se ven forzadas a enfrentar esa realidad y a reflexionar sobre sus vidas”, indica Rivera. Esto, a su vez, se da en una época de muchas actividades sociales a las que muchos acuden acompañados de sus parejas.

“Y se hace más difícil ignorar el factor que hemos obviado a lo largo de todo el año: tener una persona con quien compartir y amar”, agrega la psicóloga.

A todo ese panorama se suma que, social y culturalmente, también se ha creado la “urgencia” de que hay que estar acompañados para ser feliz, agrega la coach de negocios y ejecutivos Virna Alvelo Ortiz, presidenta y fundadora de Creando mi Éxito.

“Por eso, ahí es muy importante el aspecto espiritual de la persona. Si te sientes seguro e internamente tienes felicidad no te vas a sentir presionado a buscar pareja”, sostiene Alvelo, tras destacar que hay gente que está en una fiesta acompañada y se siente muy sola. Mientras que otras están solas pero se sienten bien consigo misma y están felices. “Es cuestión de percepción”, agrega.

Por eso, la experta cree que lo importante en toda esta situación es que la persona esté segura de quién es, lo que le gusta y que no está dispuesta a dejarse llevar por la presión de los demás. En ese sentido, Alvelo cree que es importante que le dejes saber, tanto a familiares como amistades, que te sientes bien tal y como estás y que no te hace falta tener una pareja para ser feliz.

“La realidad es que nos gusta estar en comunidad y compartir con otras personas. Pero eso no necesariamente quiere decir que tienes que buscarte pareja”, enfatiza.

Lo que pasa, agrega el psicólogo clínico Pablo Morales Lara, es que aunque la forma de ver la relación de pareja ha cambiado mucho, la presión familiar sigue influenciando al hombre y a la mujer para buscar compañía.

“Nuestras tías, madres y abuelas vivieron una época donde el respeto, la obediencia y la familia tenía un gran peso en las fiestas y actividades familiares. Quizá, por eso, todavía se mantiene ese concepto cultural o creencia de que tener pareja es importante (para ser feliz)”, agrega Morales, autor del libro Del amor al odio.

Pero según Alvelo, es muy triste que nos hagan creer que solo estás bien si estás en pareja. “La realidad es que tu no necesitas una pareja para estar completo. Pero buscamos afuera lo que debe estar adentro. La felicidad reside en uno mismo, la satisfacción es algo interno. De hecho, puedes tener la mejor pareja del mundo pero si no estas feliz con lo que eres, no vas a estar bien”, agrega.

A eso se suma, plantea Morales, que es mejor estar solo que mal acompañado. “No es razonable, ni aceptable estar con una persona que no siente respeto a tu persona, que todo lo que hagas o digas le molesta”, agrega.

Nuevos paradigmas

Pero, a diferencia de generaciones pasadas, el modelo de que para que una mujer sea feliz debe tener un hombre al lado, ha cambiado, señala la psicóloga Naychalí Rivera.

Pero indica que no se puede obviar el hecho de que una parte central de la vida de los seres humanos es establecer relaciones de pareja.

“Por otra parte, muchas veces, dado a nuestras inseguridades, se nos hace mas fácil huir de las relaciones que tratar de enfrentar un posible desamor. Sin embargo esa necesidad de amor siempre estará latente y recordándonos que estamos solos”, afirma Rivera.

Otra forma de vida que, a juicio de Morales, está muy de moda, es la de tener relaciones y amistades en todas partes y no tener compromiso con nadie. Lo que se traduce en relaciones ocasionales sin compromiso.

“Al final de la vejez, si no llegas a concretar una verdadera relación de afecto y sentimientos con compromiso y pasión, te quedarás solo o sola. Mi recomendación es establecer una relación en la que estén implicados estos tres elementos: pasión, compromiso y comunicación. Si alguno de ellos falla en tu relación, estarás siempre navegando a la deriva”, advierte Morales, mientras sostiene que las mujeres y hombres que tienen más de dos o tres parejas no tienen la capacidad de amar a nadie. “Se convertirán en personas que desarrollan un cinismo impresionante y muy fácilmente una patología de la mentira”.

Ventajas y desventajas

Como todo en la vida, estar solo en estas fechas tiene sus pros y sus contra. Entre las desventajas, la psicóloga consejera Naychaly Rivera Nieves enumera algunas:

• Propensidad a estados emocionales de depresión y ansiedad.

• Mayor nivel de autocrítica por no lograr metas y expectativas sociales.

• Mayor cuestionamiento por los familiares cercanos sobre su vida personal.

• Sentido de exclusión social al no poder realizar actividades con personas no solteras.

• Entre las ventajas señala:

• Mayor autocontrol en el consumo a nivel de gastos.

• Mayor tiempo para reflexionar y dedicarlo a uno mismo.

• Amplia posibilidad de conocer nuevas personas.

• Mayor amplitud para realizar actividades placenteras.

Recomendaciones

• La coach Virna Alvelo propone que no te quedes en lugares donde no te sientas cómodo. Si no tienes pareja, comparte en familia o con amigos. Sobre todo, días como el de Navidad o de fin de año.

• Es importante proponerse ser feliz, independientemente de si tienes parejas o con quién estés. Si te preguntan si estás solo, aconseja la coach de negocios, no lo tomes a mal. Puedes hacer la salvedad de que estás soltero y que te sientes muy bien, aunque no descartas tener pareja cuando llegue el momento.

• Recuerda que puedes compartir con alguien del sexo opuesto y no necesariamente tiene que haber un intercambio amoroso.

• Es importante que te preguntes qué es lo que te gusta hacer en esta época del año. “Realmente te gusta irte de parranda o es algo que te han hecho creer. Muchas veces hay presión de grupo y eso no necesariamente es lo que una persona necesita para sentirse bien. Y eso mismo pasa cuando te hacen creer que estás mejor cuando tienes pareja y no necesariamente es así”, sostiene Alvelo.

• Piensa positivamente. “Si no tienes pareja y quieres tener una, piensa que allá fuera hay una para ti y que llegará cuando sea necesario”, aconseja la coach de negocios.

La psicóloga Naychaly Rivera también recomienda:

• Estar preparados para las personas poco prudentes que preguntan constantemente por qué no tienes pareja. “En ocasiones es mejor enfrentarlos y decirles con cortesía que no interesas hablar de tu vida privada”.

• Enfocarte en tu propio bienestar, es decir arreglarte físicamente y emocionalmente con el propósito de sentirte bien contigo misma.

•Asistir solo a las actividades en las cuales te sientas a gusto y cómodo.

• Redirigir las preguntas incómodas de si ya te casaste o cuándo viene el bebé, con respuestas en las que les diga que estás realizando tus metas primero. Pero aprovecha y pregúntale a la persona si ya logró las suyas.

• Recordar que las festividades también son momentos gratos para conocer gente nueva por lo cual puede ser un buen espacio para exponerte.

• No sobrevalorar esta época, más bien enfocarte en que si realmente se quiere tener una pareja se debe trabajar durante el año para lograr estar en un relación.

• No distanciarte. Hay actividades, como fiestas para solteros o trabajo voluntario en múltiples lugares que pueden ser de gran ayuda en esta época para otros y dar significado verdadero a la vida.