• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Hay solo 3 oncólogos en el J. M. de los Ríos para 1.300 pacientes

El martes debería restablecerse la aplicación de quimioterapias en el Hospital de Niños | Foto Álex Delgado

El martes debería restablecerse la aplicación de quimioterapias en el Hospital de Niños | Foto Álex Delgado

En los últimos 5 años ningún médico ha egresado del posgrado de Oncología Pediátrica que dicta el centro de salud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La hija de Carmen Artahona tiene dos años de edad y desde hace un año y cuatro meses era paciente del médico Jesús Reyes Kattar, hallado muerto el miércoles 20 de mayo. La niña tiene un rabdomiosarcoma embrionario que la obligó a pasar 10 días hospitalizada en el J. M. de los Ríos, donde Reyes la trataba.

“El médico la vio el lunes y se suponía que el miércoles iría a darle el alta. Lo esperábamos a las 6:00 am, porque a esa hora siempre estaba allí, pero no llegó”, recordó Artahona.

Noelí recibió el alta ayer. Su caso lo asumió Augusto Pereira, jefe del Servicio de Oncología, quien le informó a la madre que por los momentos la niña no tendrá un médico fijo.

El asesinato de Reyes dejó el servicio con solo 3 especialistas para atender aproximadamente a 1.300 pacientes. Pereira precisó que esa unidad trata a 100 personas con quimioterapia; 700, por consulta de seguimiento; 250, con alto riesgo oncológico; 10, en el área de hospitalización y además practican aproximadamente 250 consultas a la semana. El jefe del servicio agregó que la situación se agrava porque en los últimos 5 años ningún médico ha egresado del posgrado de Oncología Pediátrica que dictan en ese centro de salud. “Es una pérdida difícil de sustituir. Todos los médicos de la especialidad están ocupados en alguna institución y tendrían que renunciar a ese trabajo para poder llenar una vacante en el Hospital de Niños”.

En toda Venezuela hay menos de 40 oncólogos pediátricos. “El posgrado dura 3 años y tiene como requisito de ingreso que el médico sea pediatra. Es decir, una persona que ya ha pasado 9 años de estudio. Eso hace la especialidad poco atractiva. Además, se tratan patologías complejas y hay una carga emocional muy alta”, explicó Pereira.

El factor económico también resta interés a la especialidad. “La mayoría opta por buscar empleo y no por una nueva especialización. En oncología no se hacen guardias nocturnas, por lo que el ingreso ronda los 7.000 u 8.000 bolívares”. Agregó que en cinco años solo dos médicos se inscribieron en la especialidad y ninguno terminó de cursarla.

“Estábamos atendiendo a 100% con cuatro especialistas. Ahora nos tenemos que repartir a sus pacientes entre los tres que quedamos. Quizás tendremos que limitarnos al momento de recibir nuevos pacientes y buscar apoyo en otros centros que también tienen la especialidad como el Padre Machado, el Universitario, el Hospital Militar o el Razetti”, explicó.

Ayer al mediodía hubo una misa en el auditorio del J. M. de los Ríos por la memoria de Reyes.

Resolver el riesgo. Las madres de los pacientes del J. M. de los Ríos protestaron el lunes porque el centro de salud tenía fallas de infraestructura que impedían realizar quimioterapias y diálisis.

María Eugenia Rivero, jefa del Servicio de Hematología, explicó que aunque no ha recibido un informe por escrito fue notificada de que ya repararon el aire acondicionado, se limpiaron los ductos y se pusieron los filtros. Dijo que también pintaron el pabellón con pintura especial para quirófanos. “La próxima semana debería estar restablecido el servicio”. Esta unidad atiende entre 500 y 600 pacientes al mes.

El Servicio de Oncología era otro de los que estaban presentado fallas, debido a una filtración en la Unidad de Mezclas cuya situación imposibilita que se preparen tratamientos oncológicos por el riesgo de contaminación.

“La Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario informó que el lunes debe quedar solucionada la situación de la Unidad de Mezclas; ese día verificaremos que todo esté bien y el martes debemos comenzar los tratamientos”, indicó.

La muerte de Reyes le sumó presión a estos trabajos. Gracias a sus gestiones los pacientes oncológicos del J. M. de los Ríos pudieron recibir tratamiento en el Complejo Hemato-oncológico del hospital Domingo Luciani. “Él era quien acompañaba a nuestros pacientes en las tardes. Ahora los podría acompañar un médico de allá, pero sería un oncólogo para adultos y no es la idea. Por esa razón necesitamos retomar el servicio lo más pronto posible”, puntualizó Augusto Pereira.


Tratamiento en el Luciani
Hace dos semanas refirieron a Jean Contreras, de dos años de edad, del J. M. de los Ríos al Oncológico del hospital Domingo Luciani, en El Llanito. “En el JM me dan la quimioterapia y en el Luciani se la aplican porque allá no lo pueden hacer”, afirmó Nayibe Gil, madre de Jean. Antes de ser referida a ese centro, el niño tuvo un retraso de dos semanas con el tratamiento. Estas semanas Gil, que vive en el estado Vargas, ha tenido que visitar ambos centros asistenciales pues la consulta continúa recibiéndola en el Hospital de Niños.

En los casos de los pacientes que no pueden salir del hospital, se les prepara la quimioterapia en El Llanito y el tratamiento es enviado al hospital de San Bernardino.