• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

600 niños nacen anualmente con VIH por carencia de mecanismos de prevención

Anciano toma la mano de un bebé / BBC Mundo

Bebé / BBC Mundo

Expertos advierten que la falta de control de las embarazadas influye en el aumento de infecciones en neonatos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Informe Nacional de Avances en la Implementación de la Declaración de Compromisos sobre VIH/sida (2001) y la Declaración Política sobre VIH/sida (2006 y 2011) del Ministerio de Salud, presentados en marzo de 2012 ante Onusida, revela que el país desacata las recomendaciones hechas por la Organización Mundial de la Salud para prevenir la transmisión del virus de la madre al niño durante el alumbramiento.

Las cifras reportadas indican que anualmente por lo menos 600 neonatos adquieren el virus por falta de previsiones para evitar el contagio, como el control prenatal, la principal norma fijada por la OMS para disminuir las tasas de la enfermedad.

Ana Carvajal, infectóloga del Hospital Universitario de Caracas, señala que en Venezuela 45% de las embarazadas no acude a consulta para control, etapa en la que se realizan las pruebas para la detección del VIH.

“Más de la mitad de las mujeres no se realiza los controles y por tanto no se hace la prueba. Se desconoce si son positivas al microorganismo y no se les da el tratamiento antirretroviral. Cuando una embarazada llega en labor de parto y se desconoce su estado se debería hacer una prueba rápida, pero los reactivos no están disponibles en la mayoría de los hospitales”, expresó.

Carvajal agregó que la mayor parte de los hospitales en Caracas no cuentan con los materiales necesarios para realizar la medición de carga viral, necesaria para controlar el avance del virus.

“La OMS y la OPS se fijaron para 2015 eliminar la transmisión vertical (de madre a bebé), pero para lograrlo los países deben garantizar el acceso a los controles. 70% de las mujeres que viven con VIH acude al Hospital Universitario, el resto a la Maternidad Concepción Palacios. La Maternidad Santa Ana, el Materno Infantil de Caricuao y otros centros no tienen programas de atención a pacientes con VIH”, dijo.

La infectóloga indicó las embarazadas con carga viral (presencia del virus en la sangre) superior a 1.000 copias por mililitro deben ser sometidas a un test de resistencia a los antirretrovirales, pero el examen tampoco se practica en Venezuela. Agregó que hay fallas en la entrega de fórmulas lácteas para esas mujeres, en cuyos casos está contraindicado amamantar.

“La Sociedad Venezolana de Infectología recomienda no dar pecho porque la transmisión de VIH también está asociada a la lactancia. El problema está en que a las pacientes no se les está dando la leche para los niños y muchas no tienen alternativa”, expresó.

El reporte de Venezuela a Onusida de 2011 también revela que sólo 33,45% de las mujeres embarazadas con VIH tuvo acceso el año pasado al tratamiento que por ley debe otorgar el Estado. Ellas forman parte del grupo de 43.805 personas con tratamientos antirretrovirales gratuitos, que han sido víctimas de por lo menos 37 episodios de desabastecimiento de los fármacos en lo que va de 2013. El informe agrega que 65,26% de los niños infectados fue objeto durante 2011 de pruebas virológicas de VIH dentro de los 2 primeros meses de vida. El mismo documento presentado por el despacho de Isabel Iturria admite que no se ha hecho la recopilación de datos de vigilancia del VIH, pese a que su regularidad debería ser anual.


Sin reactivos. Las mujeres que sí tienen acceso a los controles de embarazo también afrontan dificultades para conseguir los test que descartan el VIH. De acuerdo con los datos de la ONG Stop VIH, los 4 laboratorios públicos dependientes de Min Salud localizados en Maracaibo, Mérida, Maracay y Caracas reportan constantes fallas en la dotación de reactivos de laboratorio, lo que se traduce en el distanciamiento de las citas para practicar los exámenes.

“Las muestras de sangre que se toman en la región de oriente deben enviarse al Instituto Nacional de Higiene en Caracas y esperar aproximadamente un mes para tener los resultados. Las citas para la realización de esas pruebas pueden demorar de 4 a 8 meses, dependiendo de la disponibilidad de reactivos”, dijo Jhonatan Rodríguez, presidente de la ONG.

Feliciano Reyna, presidente de Acción Solidaria, recordó que el control de la carga viral en personas con VIH reduce las probabilidades de transmisión del virus a otras personas, pero sin reactivos es imposible realizar las mediciones.

“La escasez de reactivos es alarmante. Hay fallas de reactivos para detecciones iniciales. No hay para pruebas confirmatorias ni siquiera en el Instituto Nacional de Higiene, donde dicen que hay problemas presupuestarios. No hay reactivos para carga viral ni para CD4 (células que combaten virus). Ambos son vitales para hacerle seguimiento a quienes tienen el virus. Los laboratorios privados también registran problemas de recursos por la falta de divisas”, declaró.


El dato

Las recomendaciones de la OMS indican que las mujeres en estado de gravidez deben realizarse un test de carga viral en cada trimestre del embarazo. Ente el 4° y 6° mes de embarazo posiblemente deban cambiar en tratamiento antirretroviral para evitar efectos adversos en el feto. Si la mujer no ha recibido tratamiento al llegar al séptimo mes de gestación, debe tomarlo de inmediato. Si se llega al alumbramiento y no se han tomado los fármacos, el neonato debe recibir la medicación como medida post exposición.