• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Con sequía extrema el Parque del Este llegó a sus 55 años

La mayor parte de las áreas verdes está seca por falta de riego | Williams Marrero

La mayor parte de las áreas verdes está seca por falta de riego | Williams Marrero

Los rociadores, que deberían mantener la grama viva, están en mal estado. Ayer solo funcionaba uno. La dieta de los animales no se cumple a cabalidad por falta de alimentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El verde que solía abundar en el Parque del Este quedó relegado para las copas de los árboles y el color de las rejas. El parque cumplió ayer 55 años en medio de una crisis de sequía que acabó con casi toda la grama de las 82 hectáreas que abarca.

El oficialmente llamado Parque Generalísimo Francisco de Miranda está sin agua. De siete pozos solo está uno en funcionamiento, informaron trabajadores que prefirieron no ser identificados. Raquel Schaffernorth, vocera del Comité de Usuarios para el Rescate y Defensa del Parque del Este, dijo que en las últimas semanas cisternas rotuladas del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas entran al parque a extraer agua de ese pozo. “Se llevan el agua para abastecer a comunidades de Caracas. No se trata de no repartir el agua y ayudar a la gente, pero tampoco se trata de que el parque se muera”, expresó.

En un recorrido realizado por El Nacional ayer al mediodía solo se observó un rociador de agua funcionando. Schaffernorth aseguró que el sistema de riego presenta problemas otra vez. En los últimos 8 años se han instalado 3 sistemas de riego diferentes. “Es una humillación que un parque que era referencia continental y joya del paisajismo moderno llegue a sus 55 años de esta manera tan deplorable”, lamenta.

El buque Leander, instalado en 2011, está visiblemente afectado. Algunos trabajadores indican que son problemas de pintura, otros dicen que hay inconvenientes con la madera. Desde lejos, al menos, se observa una gran mancha a todo lo largo de la estructura. No obstante que la instalación está abierta de martes a domingo, ayer estaba cerrada.

 

La flora y la fauna. El Sindicato de Inparques informó que 80% de los árboles del parque han sido tratados en los últimos tres años con podas y eliminación de parásitas. Resta 20%.

“Hay una empresa de producción social encargada de los barridos de hojas. Son muy trabajadores, pero les pagan muy poco”. Quienes trabajan en la biblioteca, señala Sifontes, solo lo hacen hasta mediodía pues un colapso de aguas negras originó la clausura de los baños.

La dieta de los animales también ha sido problemática. “Aunque se pasa una dieta balanceada por escrito no llegan todos los alimentos. Cambiaron de proveedor supuestamente para ahorrar y el nuevo no cumple con todo lo que piden los técnicos”, indica Sifontes. Aunque algunos inconvenientes han sido medianamente solventados, durante los últimos tres meses de 2015 no había carne para felinos, aves rapaces y caimanes. “Los alimentos concentrados no han vuelto a llegar. Hay frutas y vegetales. Hasta diciembre no había pescado para las garzas, la última semana trajeron tanta cantidad, que no había donde guardarlo. Las cavas son pequeñas. Así tampoco sirve”, explica la representante sindical.

Las lagunas de los caimanes y de la anaconda deben recibir mantenimiento anualmente. En 2015 no se hizo por falta de mangueras para limpiar el agua, de ácidos desmanchadores y de un camión cisterna.

40.000 personas visitan cada día el Parque del Este, indicó Inparques en 2014.

LA CIFRA

1.015 millones de bolívares recibirá Inparques en 2016 del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas, ente al que está adscrito, para administrar 16% del territorio nacional

79 despedidos

El Sindicato de Inparques aseguró que 69 personas, todas pertenecientes al mismo grupo de trabajo, fueron despedidas del Parque del Este luego de las protestas por aumentos salariales que se dieron en el último trimestre de 2015. “Además el 29 de diciembre presentamos la denuncia de otras 10 personas que no tenían contrato y también salieron de ellos”, denunció Marlene Sifontes, representante del Sindicato.

Además los trabajadores se quejan pues desde 2014 no reciben dotación de uniformes, y el organismo les adeuda tres meses de fideicomiso y cajas de ahorro de obreros y empleados. “Inparques le debe 13 millardos de bolívares al Seguro Social”, dijo Sifontes.