• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La ropa interior amarilla está escasa y costosa

En varias tiendas se observó que el precio de la ropa interior amarilla se incrementó entre 73% y 185% | Foto: Raúl Romero

En varias tiendas se observó que el precio de la ropa interior amarilla se incrementó entre 73% y 185% | Foto: Raúl Romero

Las uvas importadas subieron 47%, pasaron de 95 bolívares en 2012 a 140 bolívares y son difíciles de conseguir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luisa Medina recorrió tres tiendas de ropa intima en el centro comercial Líder buscando una panty amarilla talla M y un sostén 34B. “Resulta difícil continuar con la tradición. Es todo un reto porque no hay variedad de modelos, ni tallas, y en algunas tiendas ya se agotaron”, contó.

Fernanda López vivió una experiencia similar. Visitó varios establecimientos con la idea de comprar algunos conjuntos de ropa interior amarilla para sus nietas. “Por tradición acostumbró regalar piezas intimas como detalle a mis 6 nietas, pero este año no lo podré hacer porque resultaría muy costoso, gastaría más de 9.000 bolívares”.

En varias tiendas de ropa interior se observó que el precio de la ropa interior amarilla, para recibir el Año Nuevo con buena suerte, se incrementó entre 73% y 185% con respecto a 2012. Una panty que se vendía entre 150 bolívares y 200 bolívares a finales del año pasado, ahora cuesta 260 bolívares y hasta 570 bolívares en las tiendas de los centros comerciales.

El precio del sostén oscilaba entre 300 y 1.010 bolívares, mientras que en diciembre del año pasado estaba entre 100 bolívares y 220 bolívares. El precio del conjunto representaría una inversión de 560 a 1.580 bolívares. Sin embargo, en las tiendas del centro de Caracas todavía se puede comprar una panty amarilla a 30 bolívares.

Flor Martínez, vendedora de una tienda, dijo que la semana pasada se agotó el inventario. “Se llevaron todo lo que teníamos en amarillo”, afirmó.
Para los caballeros el interior amarillo tiene un precio de 330 bolívares, mientras que el año pasado se podía comprar a partir de 150 bolívares. No obstante, la vendedora aseguró que hay muy poca demanda de esta pieza.
 
En alza. El aumento de los precios no solo se observa en la ropa interior amarilla, sino también en todos los productos importados que se acostumbran a consumir la noche de Año Nuevo.

En los supermercados, mercaditos municipales y puestos de vendedores ambulantes la uva importada se vende entre 140 bolívares y 180 bolívares el kilo, y no se consigue en todos los establecimientos a pocos días de la celebración. A finales de 2012 costaba entre 95 bolívares y 140 bolívares el kilo, lo que refleja que los consumidores gastarán entre 29% y 47% más en este producto. La nacional la están comercializando a partir de 70 bolívares y se ve en los buhoneros del centro de Caracas.

Un vendedor en un supermercado en el este de Caracas indicó que no han recibido gran cantidad de uvas y las que llegan las empacan en cajas de plástico en raciones de un cuarto de kilo y salen rápido.

Mariana Herrera, compradora, dijo que a pesar del alza en el precio de la uva continuará con la tradición. “Buscaré las uvas importadas con antelación para poder conseguirlas porque son las que me gustan. Como todos los años colocaré 12 en cada copa para pedir deseos para el próximo. Esto forma parte del ritual de fin de año de mi familia”, contó.

La lenteja, el otro protagonista de la cena, símbolo de fortuna y prosperidad para el año que llega, cuesta, donde se consigue, 22 bolívares el paquete de medio kilo. Las nueces con conchas que decoran la mesa tienen un precio de 99 bolívares el kilo y las peladas 120 bolívares.

Para brindar

Un espumante para brindar y dar la bienvenida al Año Nuevo supera los 600 bolívares y un cava español puede costar 1.000 bolívares. El año pasado los espumantes y el cava sustituyeron la champaña y la sidra, pero en esta Navidad los precios subieron tanto que se están vendiendo poco, dijo el encargado de una licorería en La Carlota.

En 2012 los vinos chilenos costaban entre 80 bolívares y 90 bolívares, ahora pasan de 350 bolívares la botella y los europeos más de 700 bolívares. El whisky dejó de ser una opción para la mayoría debido al incremento de precio. Una botella del escoses supera los 2.000 bolívares. Por ello, en este diciembre el ron de reserva ha ganado adeptos. “Los clientes prefieren comprar un buen ron de 300 bolívares a un whisky malo de 800. Las ventas de los rones han repuntado”, afirmó el licorero.

El Dato

Los turrones españoles pasan de 100 bolívares, la unidad, en los comercios. Los panetones van entre 220 y 400 bolívares, dependiendo del tamaño y la variedad.