• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Se han quemado 1.000 hectáreas del Henri Pittier

20 bomberos forestales se acercaron al sector del incendio | Foto Archivo El Nacional

20 bomberos forestales se acercaron al sector del incendio | Foto Cortesía

Bomberos acamparán en el parque pues el helicóptero no pudo buscarlos, denuncia el sindicato de Inparques

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los 2 incendios que se desarrollan desde hace casi 2 semanas en el Parque Nacional Henri Pittier, en el estado Aragua, han arrasado con más de 1.000 hectáreas, según cálculos del Sindicato del Instituto Nacional de Parques. Para combatir el fuego que afecta la zona Palmarito-Planta Vieja, 20 bomberos forestales, entre empleados y voluntarios, se acercaron al sector.

“El incendio está en una pendiente muy alta, es peligroso para el personal. No pudieron acceder al sitio exacto y como el helicóptero no los fue a buscar se quedarán acampando para buscar combatir en la mañana”, indicó Marlene Sifontes, secretaria general del sindicato.

El otro foco se ubica en El Castaño, al norte de Maracay, en un lugar llamado Quebrada Corosal. “Ahí había una toma comunal, el incendio fue controlado pero quemó las mangueras y ahora están sin agua”. Hay un foco más, en El Limón, sector Fila de Cuchillo que ha quemado las zonas de Guamita y el Manguito.

“Los cálculos reales del espacio quemado no han podido hacerse porque no ha habido vuelos. El año pasado se incendiaron 800 hectáreas, pero este año ya superamos esa cifra”, dijo la representante sindical.

La flora y la fauna se afectan por igual. Vecinos de El Limón han reportado que a sus hogares llegan serpientes y alacranes que escapan del fuego.

“El combate se ha hecho muy difícil. Solo se cuenta con 7 bomberos forestales. En otros años se contrataban hasta 20 adicionales. Ahora lo que hacen es llamar a voluntarios, pero son muy pocos los que quieren venir porque no hay dotación, no hay equipos. Ni siquiera disponen de un vehículo”, aseguró Sifontes.

Cuenta que en días pasados uno de los bomberos voluntarios se ofreció a llevar a sus compañeros hasta el lugar de uno de los incendios. “Lamentablemente, la camioneta tenía una pérdida de gasolina y se prendió el vehículo. Ahora Inparques no quiere reconocerle nada del dinero que perdió. Así nadie quiere ser voluntario”.

Sifontes asegura que los trabajadores resienten que el director regional de Inparques, en vez de estar al frente de la contingencia, se encuentre en Choroní.