• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Aún quedan otras 28 invasiones en Candelaria”

La construcción de la Torre de David se interrumpió en 1994 tras una crisis financiera

La Torre de David estuvo invadida desde 2007 / Archivo

El anuncio lo dio el coordinador de la Asamblea de Ciudadanos de la zona capitalina, Carlos Julio Rojas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Vecinos de Candelaria y del norte de Caracas ven con beneplácito el inicio de los desalojos  de la Torre Confinanzas que se encuentra invadida desde el año 2007 y se había convertido en un foco de inseguridad para la comunidad, aunque recordaron que esta acción no fue un regalo del ejecutivo nacional sino el resultado de años de denuncias y presión ciudadana exigiendo que se tomaran medidas ante este foco de inseguridad.

Señalaron que es un deber igualmente solucionar los problemas de las otras 28 invasiones que con el tiempo se transformó en guarida para delincuentes que comenten delitos afuera y adentro de las edificaciones.

Carlos Julio Rojas, coordinador de la Asamblea de Ciudadanos de Candelaria, explicó que el desalojo de la Torre de David es la consecuencia de las constantes denuncias efectuadas por la comunidad sobre el estado de la edificación, donde los robos, atracos, tráfico de drogas, secuestros, violaciones y homicidios eran el lugar común en el interior de la invasión.

“El 80% de las personas que viven allí son decentes pero hay un grupo que eran quienes dominaban la invasión que usaban la violencia para dominarla, no había diferencia entre una cárcel y esta estructura. Como comunidad exigimos que los delincuentes que hacían de ella su garita reciban todo el peso de la ley”, dijo.

Rojas afirmó que las acciones del Gobierno nacional no deben quedar solo en el desalojo de la Torre Confinanzas, ya que en Candelaria existen otras 28 edificaciones invadidas, 37 en el Recreo, 10 en San Bernardino y más 40 entre San José y Altagracia, la solución del problema está en manos de los ministros Ernesto Villegas y Miguel Rodríguez Torres.

“La inseguridad en la zona norte de Caracas está asociada a las tomas ilegales en las cuales el hampa se esconde luego de cometer delitos, muchas de estas quedan cerca de instituciones del estado como la Torre Viasa al lado de la Defensoría del Pueblo, Radio Continente cerca del Ministerio Publico o 4 invasiones en los alrededores del Ministerio de Interior Justicia y Paz”, destacó.

El también vocero del Frente en Defensa del Norte de Caracas emplazo al ministro para la Transformación de Caracas Ernesto Villegas que constituya una mesa de diálogo para buscar solución al tema del Sambil Candelaria, donde exista presencia de los vecinos en representación del poder popular, los 250 comerciantes expropiados y la constructora de los Cohen y el gobierno en carácter de mediador.

“No deben tener miedo de sentir el calor del pueblo con un verdadero dialogo desde abajo podemos buscar que lo que ahora es un foco de violencia sea progreso y bienestar para la comunidad como podrían ser los casos del antiguo centro comercial o las invasiones”, afirmó.

Informó que estarán alertas monitoreando el desalojo de la Torre Confinanzas que conforme a informaciones ofrecidas por el ejecutivo nacional se realizara en oleadas de 9PM a 6PM  durante todos estos días, clausurando paulatinamente piso por piso.

“Es importante resaltar allí viven al menos 4 mil persones según registro del INE, muchas de las cuales Vivian en condiciones inhumanas y al borde del precipicio, esta no es una situación nueva sino que llevaba varios años en las narices del poder estatal”, declaró.

También afirmó que la Comunidad de Candelaria exige mayor presencial de la GNB  y que las autoridades.

Por su parte Henry Mayora, vecino de Candelaria, expresó que luego de las protestas por los altos índices de inseguridad en la parroquia que han dejado como saldo 6 muertos, entre víctimas y delincuentes, se ha visto como la presencia policial sigue siendo deficiente.

“La semana pasada fuimos embarcados por los funcionarios de la GNB con quienes nos reuniríamos  para seguir con el monitoreo de las zonas rojas. Todavía estamos esperando los dispositivos de seguridad cerca de las invasiones. De no cumplirse el aumento de efectivos y un plan serio de protección para nuestra zona volveremos a trancar la calle”, reveló.