• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Los proyectos y reparaciones que pudieron solventar el problema del agua en el país

El embase Camatagua el que principalmente surte a Caracas

La falat de inversión en uno de los principales problemas de la falta de agua potable en el país / Archivo

La falta de inversión y el abandono de los embalses, plantas de tratamiento y las inumerables fugas en la tuberías se han convertido en el principal inconveniente del problema del agua en casi todo el territorio nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El problema del agua es un inconveniente que se ha venido arraigando los últimos años. El gobierno nacional ha asegurado, en repetidas oportunidades, que es culpa del fenómeno de El Niño (la corriente oceánica del Pacífico) por lo que “está fuera de sus manos”.

Es por eso que la mejor solución posible que pudieron implementar desde Hidroven y sus diferentes sucursales en el territorio nacional fue la de aumentar, y ser más estrictos, en el racionamiento de agua potable en grandes ciudades y la región capital.

“La única respuesta que nos dan cuando solicitamos que nos aumenten la presión del caudal en el municipio o en las urbanizaciones es ‘no podemos hacer nada hasta que empiece a llover’”, declaró en su momento de la presidente del Instituto de Aguas y Acueductos del municipio Sucre, Tatiana Noguera, en una entrevista a El Nacional Web.

Sin embargo, este es un problema que se pudo haber evitado y que contó con “varios años” de anticipación.

La falta de inversión en proyectos hidrológicos se han convertido en el principal inconveniente de la falta de agua, a pesar de que la presidente de Hidroven, Siboney Tineo, en su comparecencia en la comisión de Administración y Servicios de la Asamblea Nacional del 27 de enero de este año, aseguró que se han invertido más de 9 millardos de dólares en los últimos 17 años.

Problemas en la capital y región central                 

Caracas y gran parte de la región central del país dependen su suministro de agua, principalmente, del embalse de Camatagua ubicado en el estado Aragua. Debido a la escasez, estados como Yaracuy y Vargas, también se han tenido que aprovechar de la misma toma de agua.

Eso ha provocado que sus niveles desciendan con mayor rapidez, y a falta de lluvias, hace que el embalse llegue a su cota de sedimentos.

“Esos restos son los que hacen que contaminen en Lago de Valencia, luego de la construcción de un sistema trasvase en 2009, que buscaba poder aumentar el agua en esas zonas”, declaró el ex presidente de Hidrocapital, José María de Viana, en una entrevista a El Nacional Web.

Estas conexiones han generado una reacción en cadena que también contamina a los embalses de Cagua y Pao Cachinche, que distribuyen agua a localidades en la región central del país.

 Esa escasez de agua también ha afectado la capital con mayor intensidad en los últimos meses. “Esa falta ha provocado que se tenga que enviar agua desde el embalse Generoso Campilongo en Calabozo (Estado Guárico) que ahora está afectando a la gente de la zona”, declaró De Viana.

La solución. Para complementar el sistema de envío de agua a la región capital se diseñó el sistema Tuy IV, que sería la construcción del embalse de Cuira, en el estado Miranda, y un sistema de tuberías que empalmaría con Taguaza (último embalse construido en Venezuela) y el sistema Tuy II y III para suministrar agua a Caracas.

El proyecto, que contaba con una inversión de más de 400 millones de dólares, se comenzó a construir en 2005 y casi inmediatamente fue paralizado. Fue reactivado, según las declaraciones de la presidenta de Hidroven, en 2009 cuando se agudizó el problema del agua. Esto hubiese evitado que los pozos de El Lagartijo (que suministra a los Valles del Tuy) y Camatagua se secaran con mayor rapidez.