• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La protesta de Rafael Araujo ya suma 6.000 papagayos

El hombre hace cometas desde los 7 años de edad | Foto: Henry Delgado

El hombre hace cometas desde los 7 años de edad | Foto: Henry Delgado

Una confusión difundida por las redes sociales hizo que su supuesta detención a manos de la GNB se convirtiera en trending topic hace una semana. Nunca estuvo preso y hoy volverá a manifestar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"¿Por qué destruiste el Producto Interno BRUTO?" es el mensaje que hoy difundirá Rafael Araujo en su papagayo, cuando asista a una conferencia organizada por la Cámara de Comercio de Caracas. Paseará la cometa por todas las calles por donde transite, para expresar el descontento que le genera el gobierno actual. Desde hace 10 años su protesta suma 6.000 papagayos.

En una Venezuela que descarga a diario sus descontento en 140 caracteres, los papagayos de Araujo son una especie de tuits ambulantes. Hace una semana "el señor del papagayo", como se le conoce, fue noticia precisamente por la bruma que a veces corre en las redes sociales. En Twitter informaban que la GNB lo había detenido junto con otros 12 jóvenes en una protesta en un supermercado de San Bernardino, pero esto nunca ocurrió.

"Todavía estoy preso. Hoy me llamó una sobrina desde España y pensaba que yo seguía detenido", comenta irónico Araujo, que ni celular usa. Cree que la confusión pudo haberse generado porque desde hace varios años acompaña en las protestas al dirigente opositor Carlos Julio Rojas, al que sí detuvieron.

"El viernes sí asistí a una protesta en el Unicasa de la Urdaneta, pero el sábado no fui. Me atendían en la Cruz Roja por una indigestión. Todos estos años he protestado por lo que sufrí ese día: necesitaba unas placas y no tenían cómo hacerlas, requería de suero y no había y en esas condiciones volví a la casa".

Agradece el interés de quienes escribieron a favor de su "liberación": Si me llegaran a meter preso estoy tranquilo porque la gente me conoce. Por eso escribo papagayos para personas como Gilberto Sojo, un joven de San Agustín a quien responsabilizan de la "guerra económica".

Nacido hace 61 años en Timotes, estado Mérida, llegó a Caracas cuando tenía

4 años de edad. La familia se mudó a Carapita cuando los cerros estaban despejados para que los niños se dedicaran a corretearlos. Al poco tiempo se fascinó con los papagayos que veía surcar el cielo y aprendió a elaborarlos.

Tenía la ventaja de contar con la bodega de su padre para surtirse de papel de seda.

De grande quiso estudiar pintura e ingresó a la Escuela de Artes Cristóbal Rojas, pero no completó la carrera. El papagayo es su instrumento de denuncia y un símbolo de sí mismo. "Salgo y camino con él a la hora que quiero. Ningún partido me da dinero. Escriba allí que más bien necesito unos zapatos, porque camino mucho", bromea.

Rafael Araujo piensa que con sus mensajes responde a ³las patadas del gobierno². Para armarlos se nutre de las noticias que escucha en la radio.

Asegura que hará papagayos hasta que la realidad actual cambie. "Cuando esto ocurra los haré para recrear, pero si el gobierno que viene no lo hace bien también le haré su papagayo".