• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La primera taza de café de Caracas se degustó en Chacao

Los guías de las rutas son vecinos del municipio formados por Cultura Chacao | Foto Williams Marrero

Los guías de las rutas son vecinos del municipio formados por Cultura Chacao | Foto Williams Marrero

Cultura Chacao ofrece recorridos peatonales gratuitos para contar los orígenes del municipio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La historia fundacional del municipio Chacao tiene un protagonista: el presbítero José Antonio García Mohedano. El sacerdote estuvo involucrado en la búsqueda de las tierras donde se asentó el casco central del municipio, en el nacimiento de Chacao como parroquia, en las escuelas de música de donde salieron los instrumentistas y compositores más destacados del período colonial, en el inicio de la tradición de los palmeros y en la siembra de las primeras semillas de café en Venezuela.

Cada detalle de la vida del padre Mohedano se entrecruza con la de los orígenes del municipio, y desde Cultura Chacao se han dado a la tarea de contar esas anécdotas en las Rutas Históricas que comenzaron ayer y que se ofrecerán una vez al mes.

“Todas las plantas que están sembradas junto al muro de la iglesia San José de Chacao son de café, en honor al padre Mohedano, quien obtuvo la primera cosecha en 1786 y gracias a él Chacao fue una zona cafetalera y exportadora de café”, relató la guía Glenda Márquez a los participantes. Después de esa primera cosecha se hizo una gran celebración en la Hacienda Blandín –hoy el Country Club– para que todos pudieran degustar el fruto de la planta.

Durante el recorrido se develan otras particularidades del municipio, como que Rosa Pantoja, quien donó los terrenos para fundar Chacao decidió no tener más esclavos en su finca; que todos los vitrales de la iglesia fueron donados por los hacendados de la época y sus nombres están grabados en el vidrio, o que el mercado viejo fue en principio un cementerio del que hubo que exhumar todos los cuerpos.

“Esta ruta es una forma distinta de conectarse con la ciudad y con la historia más cercana a nosotros”, opinó Gabriela Pantoja, residente en Baruta.