• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Abigail Rodríguez: “No hay precedentes de penas en cárceles del país por tráfico de fauna”

Abigail Rodríguez | Leonardo Guzmán

Abigail Rodríguez | Leonardo Guzmán

Abigail Rodríguez, director de Defensa Integral del Ambiente y Delito Ambiental del Ministerio Público, asegura que los responsables por la extracción de 85 aves en octubre de 2012 del país no han sido capturados 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Detrás de los carteles contra el tráfico ilegal de fauna silvestre –ahora expuestos en aeropuertos nacionales e internacionales y próximamente en alcabalas y puertos– está Abigail Rodríguez. Ocupa desde el año pasado el cargo de director de Defensa Integral del Ambiente y Delito Ambiental del Ministerio Público, pero desde el último mes se ha enfocado en un objetivo: detener a las mafias de especies.


—Recientemente la fiscal general Luisa Ortega indicó que se abrieron 334 investigaciones por comercio ilegal de fauna, pero no mencionó la cantidad de condenas por el delito.

—El delito, establecido en la Ley Penal del Ambiente, es considerado como menor. Eso significa que no excede los ocho años de pena. Por eso, los acusados por comercio ilegal de fauna silvestre terminan, usualmente, en una audiencia de presentación ante tribunales de control y cumpliendo sanciones comunitarias.

—¿Se podría decir, entonces, que nadie está pagando pena por este tipo de delito en cárceles del país?

—Sí. No hay precedentes de penas en cárceles por tráfico de fauna silvestre. Algunos han estado privados de libertad por un lapso de 30 o 45 días, mientras dura la investigación. Eso es válido cuando el acusado es reincidente o cuenta con medidas cautelares por otros delitos.

No debe ser visto con asombro, pues tenemos que dar peso a la educación ambiental. El Ministerio Público solicitó en 2011 medidas precautelativas en 15 estados para proteger la fauna silvestre.

—¿Qué se está haciendo para combatir a las grandes mafias?

—Hacemos un llamado a la contraloría de las comunidades. Cuando el Ministerio Público recibe denuncias hechas por particulares o de la cartera de Ambiente se comienza una averiguación. Se coordina, actualmente, con varios cuerpos de seguridad para investigar en los próximos días a personas dedicadas al comercio ilegal en redes sociales o Internet.

—¿Se abrió una averiguación en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar cuando un español sacó 85 aves, el 17 de octubre de 2012, hacia Madrid, en España? En ese caso se presumió complicidad.

—Es algo subjetivo, no siempre podemos hablar de contrabando. Tenemos casos de tráfico de drogas o, incluso, mercancía, en los que la persona es muy hábil y logra evadir controles de seguridad.

—Sí, pero eran 85 aves.

—Sí, habría que ver. Nadie analizó, no sabemos con precisión sobre las maletas, cómo se las llevó.

—El caso fue llevado por el Ministerio del Ambiente, ¿no?

—El Ministerio del Ambiente levantó un expediente administrativo y con posterioridad lo registra el Ministerio Público. Sin embargo, las evidencias son 22 aves que fueron repatriadas por España hasta Venezuela, y eso no nos lleva a fijarnos en una persona en específico.

—¿Piensan abrir alguna investigación por el caso?

—Está abierta. El Ministerio Público tomó algunas entrevistas, pero se trata de un ciudadano español. Hay que preguntarse si, realmente, él tenía esas aves. Es un tema de evidencias, hay que probarlo. Allá (en España), nos dicen algo, pero aquí (en Venezuela) nosotros no verificamos si esa persona cargaba con esas especies. 


Una especie más

El cardenalito (Carduelis cucullata, su nombre científico) es una especie más en peligro crítico de extinción para el director de Defensa Integral del Ambiente y Delito Ambiental del Ministerio Público, Abigail Rodríguez. “Ponemos cuidado en todas las especies, no nos detenemos en una solamente”.

Indica que el único antecedente de tráfico de aves de 2012, registrado en aeropuertos internacionales del país, ocurrió en octubre cuando un español sacó 85 desde Maiquetía hasta Madrid. “Se trató de una debilidad. Pero no estamos al nivel de naciones como México u otras de Suramérica, donde es usual observar esas incautaciones en los aeropuertos. Nosotros estamos previniendo y por eso comenzamos una campaña integral”, dijo.