• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Con pocos recursos se asfixia el Jardín Botánico

Los últimos planes de racionamiento de agua y el robo de rociadores afecta el sistema de riego de las áreas verdes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado 30 de enero, durante el I Encuentro de Agricultura Urbana en el parque Los Caobos, el presidente Nicolás Maduro comenzó a recordar tiempos de una Caracas más verde.

“Era esta belleza (indicó refiriéndose al lugar donde estaba)… se salvó este pedacito del parque Los Caobos y el del Jardín Botánico, que lo tiene abandonado la UCV de paso…”, dijo el mandatario. “El Jardín Botánico se lo regresó el comandante Hugo Chávez a la Universidad Central de Venezuela ¡Pasen por allá para que vean cómo está abandonado…”, agregó.

Dentro de las instalaciones del Jardín, que colinda con la autopista Francisco Fajardo, sus trabajadores no pueden más que coincidir con la percepción que tiene el presidente; el paisaje habla por sí solo y repiten lo mismo.

Para los empleados los problemas para ejecutar un plan de mantenimiento del pequeño pulmón vegetal son producto de la inadecuada gerencia, la falta de un reglamento para la institución, la inseguridad de la que son víctimas y el hecho de que el Instituto Experimental Jardín Botánico Dr. Tobías Lasser, a pesar de formar parte de la nómina de la UCV desde 2013, no esté adscrito a ninguna de sus facultades para que le pueda ser asignado un presupuesto fijo.

“Actualmente solo se garantiza el salario de los trabajadores”, explicó Dainel Sarmiento, empleada de la Biblioteca Henri Pittier. “Creemos que la mejor alternativa sería ser adjuntados al presupuesto de la Facultad de Ciencias”, señaló Irene Feron, miembro del Centro de Investigación y Desarrollo del instituto.

En sus 70 hectáreas de terreno, donde también se ubica el Herbario Nacional de Venezuela, la falta de recursos y equipos no solo repercute en el color y aspecto de las áreas verdes, sino también en el conocimiento.

“Los investigadores no podemos salir al campo, no tenemos equipos ni dinero para financiar nuestros proyectos. Hasta hace algunos años éramos la primera institución en cuanto a lo que la investigación botánica del país se refiere, y eso está decayendo”, señaló Mayra García, doctora en Botánica.

Insumos y sequía. Entre las carencias que enumera el personal se incluyen herramientas como tijeras, picos, palas y rastrillos. Precisaron que requieren de al menos seis desmalezadoras y actualmente tienen tres. En agosto de 2015 robaron gran parte de los insumos, cámaras de seguridad, rociadores de agua y desvalijaron el camión cisterna. También argumentaron que tienen fallas de infraestructura en los edificios y el auditorio, que antes alquilaban para tener ingresos propios, continúa con el aire acondicionado dañado.
“No nos pidan el cielo porque lo que tenemos es tierra, y seca porque ahorita no hay agua”, indicó Eduardo Mijares, representante sindical de los obreros. Agregó que no poseen tanques para almacenar el agua y que el servicio es irregular para el riego de las plantas.

Bernardo Méndez, vicerrector administrativo de la UCV, coincidió en que la situación de crisis de agua en el país y el racionamiento que están aplicando las autoridades gubernamentales repercute en el deterioro de la vida vegetal. Agregó que están a la espera de que la comisión encargada de la elaboración del reglamento para el instituto presente el proyecto final al Consejo Universitario.

Sobre la declaración de Maduro, el presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la casa de estudios, Eduardo Sánchez, indicó: “Si el Ejecutivo muestra una preocupación, que convoque a las autoridades de la UCV, pero también a los trabajadores que conocen la realidad de primera mano”.