• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La falta de planificación urbana colapsa los servicios en Caracas

Proponen que alcaldías generen recursos propios | Foto Raúl Romero

Proponen que alcaldías generen recursos propios | Foto Raúl Romero

A pesar de que la capital no ha crecido en habitantes, el acceso al agua y la electricidad se ha vuelto cada vez más complicado. Expertos echan en falta la actuación de la Alcaldía Metropolitana como organismo coordinador de los proyectos de los cinco municipios y critican la centralización en el gobierno nacional de Hidrocapital y Corpoelec

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde hace más de un año, es común que los vecinos del municipio Chacao giren la llave de agua de sus hogares y no obtengan ni una gota. En Montalbán, Caricuao, La Pastora, El Paraíso, el Junquito o Petare la falta del servicio también se ha vuelto habitual, a partir de que a principios de 2014 el bajísimo nivel del embalse Lagartijo ocasionara un racionamiento que hasta la fecha las autoridades no han levantado formalmente.

Cuantitativamente, la capital no ha crecido demasiado en los últimos 15 años. De un poco más de 3 millones de habitantes que había en el año 2000 en los municipios Libertador, Baruta, Chacao, El Hatillo y Sucre, en 2015 hubo un crecimiento de apenas 8,7% para llegar a los 3.289.886 habitantes, según la proyección del Instituto Nacional de Estadística. De acuerdo con el censo de 2011, al menos 20% de los caraqueños no recibe agua todos los días.

José María de Viana, ex presidente de Hidrocapital apunta que la última obra de incorporación de fuentes de agua para el área metropolitana se entregó en 1998, cuando se puso en funcionamiento el embalse de Taguaza. El embalse de Cuira, que aportaría 1.000 metros cúbicos por segundo, se ha convertido en la gran deuda hidrológica de la capital: debía estar lista en 2009 y ahora prometen que la terminarán en 2017 o 2018.

En los años noventa, recuerda De Viana, Hidrocapital se convirtió en una empresa autónoma que llegó a recaudar 300 millones de dólares al final de la década. En 2002, tras la intervención por parte del gobierno nacional, se congelaron las tarifas y la empresa pasó a rendirle cuentas únicamente al ahora Ministerio de Ecosocialismo y Aguas. “Antes se revisaba el plan anual de inversiones junto con las alcaldías. El agua es incolora. La gestión de un servicio público no puede tener color político”, sentencia.

Encender las velas. El servicio eléctrico, intermitente en muchos estados del interior del país, cada vez se ha deteriorado más en Caracas. En redes sociales, la etiqueta #sinluz arroja decenas de mensajes de usuarios que carecen de electricidad en sus hogares, a veces hasta por 12 horas.

La Federación Nacional de Trabajadores Eléctricos alertó en junio que 60% de los equipos eléctricos del país requieren mantenimiento mayor urgente, pues ya cumplieron con su vida útil. Aunque la población caraqueña no ha aumentado significativamente, Jesse Chacón, ministro de Energía Eléctrica insiste en que el problema no es de generación de energía, sino de demanda: “20% de usuarios residenciales aún no está en banda verde de consumo”, dijo recientemente. En julio comenzarán una nueva fase de la campaña de concienciación “Soy consciente, consumo eficiente”.

El ex director de Electricidad del Ministerio de Energía y Minas opina que hay que desechar la falsa creencia de que Caracas está “blindada” de las fallas eléctricas: “10.000 megavatios, un tercio de la capacidad nacional instalada de 30.000 megavatios, está indisponible por carencias de gas y combustibles, ausencia de políticas de mantenimiento y reemplazo, e indigencia profesional en los conductores de Corpoelec”.

Poleo remonta uno de los principales problemas del servicio a las sucesivas compras y ventas de la Electricidad de Caracas, que hasta el año 2000 era el capital nacional de mayor antigüedad, con 105 años: ese año fue adquirida por la empresa estadounidense AES Corporation y en 2007 fue recuperada por Pdvsa. “La EDC que compró AES Corporation en 1.200 millones de dólares no fue la misma que recompró Pdvsa por 739 millones de dólares. AES la descapitalizó y se deshizo de infraestructura comercial y de espacios urbanos destinados a la futura expansión de redes eléctricas en la capital. En sus 7 años, AES no invirtió un céntimo en infraestructura eléctrica en Caracas, alegando bajas tarifas”, asevera.

Mantener para crecer. Según la página web de la Gran Misión Vivienda Venezuela, entre 2011 y 2012, en Libertador se construyeron 8.470 viviendas y en todo Miranda 37.033.

Para Alfredo Cilento, arquitecto, la construcción indiscriminada en Caracas está asociada a la consecución de votos en procesos electorales. “Se hacen nuevas viviendas, pero no refuerzan acueductos, cloacas, drenajes. No se invierte en el mejoramiento del río Guaire”.

Cilento, quien estuvo a cargo del capítulo relacionado con la vivienda y sus servicios en la encuesta Condiciones de Vida Venezuela 2014, no es partidario de la creencia de que Caracas ya es muy grande y no se puede urbanizar más. “Lo que hay es un problema de planificación urbana. Cada municipio hace lo que le da la gana en su pedacito y el organismo que debería coordinar y estructurar, que es la Alcaldía Metropolitana, fue anulado por el gobierno nacional. Le quitaron funciones, presupuesto y metieron preso al alcalde”.

EL DATO
Caracas tiene uno de los porcentajes de penetración de Internet más altos del país: 92% de la población (casi 2 millones de personas) tienen acceso al servicio a través de una computadora o de dispositivo de telefonía móvil, según cifras correspondientes a 2014 del Observatorio Estadístico de Conatel. Sin embargo, el promedio del ancho de banda en Venezuela es de apenas 2,1 megabits por segundos, la mitad que el colombiano y la tercera parte del brasileño. En el mundo, el promedio es de 19,2 Mbps.

Algunas plazas y parques de Libertador, Chacao y Sucre ofrecen wifi gratis para los transeúntes. Pocas veces la conexión es exitosa por la saturación del sistema. Pocos puntos de acceso y mal diseño empañan el servicio.

Planes a corto plazo
Los expertos José María de Viana, Víctor Poleo y Alfredo Cilento proponen acciones para mejorar los servicios públicos:
1- Descentralización fiscal que permita la distribución de los recursos. Otorgar a los municipios la posibilidad de generar recursos propios.
2- Dejar de excluir la participación de gerencia y capital privado en las actividades del sector eléctrico. En menos de 3 o 4 años podrían alcanzarse niveles de efectividad y calidad.
3- Reducir la vulnerabilidad urbana. Ante posibles sismos, deslaves o crecidas del Guaire, los barrios de Caracas son los primeros afectados.
4- Rehabilitación, fortalecimiento e independencia de las empresas prestadoras de servicios públicos para que tengan capacidad técnica y económica.