• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“La perspectiva del cambio ayuda a crear esperanza”

La socióloga Yorelis Acosta cree que debe darse un espacio de reflexión para los seguidores más radicales, para los líderes gubernamentales y para los triunfadores 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El “descalabro social” guió los votos de quienes el domingo decidieron confiar en que la oposición liderara la Asamblea Nacional que se conformará el próximo 5 de enero. En esa hipótesis coinciden la psicóloga social y política Yorelis Acosta y el especialista en Políticas Públicas Marino González.

“La oposición ofreció una nueva perspectiva, y la perspectiva del cambio ayuda a crear esperanza entre las personas. Había un gran malestar que los políticos debían interpretar bien. Creo que esto fue un voto castigo a un gobierno que no cumplió promesas y que no solucionó una cotidianidad que nos hacía daño a todos”, opina Acosta.

Las colas para comprar casi cualquier bien de primera necesidad y los altos costos de los alimentos le pasaron factura al gobierno. La Encuesta Condiciones de Vida 2015 que elaboraron las universidades Católica Andrés Bello, Simón Bolívar y Central de Venezuela arrojó que de 48% de hogares en pobreza por ingresos que había en 2014 se pasó a 73% en 2015, y que 6,5 millones de personas podían adquirir sus alimentos únicamente en Mercal por ofrecer precios más bajos.

“Si bien las emociones que predominaban antes de las elecciones eran las negativas, pues había un sufrimiento importante y dolor social por los elementos que afectaban la salud y la psicología, los resultados fueron muy contundentes. A pesar de lo golpeada y disminuida psicológicamente por los sufrimientos, la sociedad ha aprendido de sus dolores para ser racional. La gran mayoría vio posibilidad de cambio”, precisa Acosta.

González, por su parte, resalta la importancia que le dieron los ciudadanos al voto como método de resolución de los problemas que aquejan a la sociedad. “La gente se está haciendo consciente cada vez más de que el clima político y de los actores del país en general tiene que ser abierto, de cooperación”. Cree que la primera tarea de la AN es examinar “con lupa” lo que está pasando en la vida de los venezolanos: “Que haya 50% de la población que no tiene para comprar la comida del día es una situación muy seria, muy preocupante. No es algo superficial”.

La socióloga e investigadora del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela, Mabel Mundó, cree que la Asamblea Nacional puede volver a refundar el derecho por la vida, por el otro y por la convivencia. “El ejemplo de los diputados y de las discusiones sustanciosas que se den en el Parlamento pueden influir mucho en el comportamiento de la sociedad. No es poca cosa”.

 

Ver a los demás. El futuro próximo para los políticos de todas las tendencias debe incluir el reconocimiento del otro a partir de lecturas que incluyan lo que afecta a toda la población. “La visión de futuro positiva es buena para el pensamiento, para la acción, para diseñar estrategias y llegar hasta el final. La solución se va a construir paso a paso y haciendo parte a todos los actores”, indica Acosta.

González agrega que aunque la expresión política clara se manifestará con la mayoría opositora en la AN, el mensaje debe unir a toda la sociedad. “Hay que construir un discurso en el que se respete a todo el mundo. La AN tiene que considerar que un sector del país votó por los candidatos del gobierno y deben ser incorporados”.


Retomar la contraloría

“Lo más importante de este nuevo panorama en la Asamblea Nacional es que de alguna manera restituye la institucionalidad que estaba sumamente debilitada en el país”, analiza Mabel Mundó, socióloga y profesora e investigadora del Centro de Estudios del Desarrollo de la Universidad Central de Venezuela. Para ella, es vital que se retome la contraloría institucional y ciudadana, que los políticos sepan que hay un organismo que los puede vigilar y sancionar, y que la ciudadanía sienta que es parte de eso: “En 17 años no hemos visto que se llame a un ministro para pedirle cuentas por un programa que no sirve, por ejemplo”.  


mjorge@el-nacional.com