• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“El periodismo es una actividad intelectual”

David González, jefe de la Unidad de Investigación de <b>El Nacional</b>, imagina conceptos que luego desarrolla con su equipo | Foto Manuel Sardá

David González, jefe de la Unidad de Investigación de El Nacional, imagina conceptos que luego desarrolla con su equipo | Foto Manuel Sardá

David González no cede espacios en lo esencial: desde hace un año y medio es el jefe de la Unidad de Investigación de El Nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el corcho de David González está pegada una entrevista a Charles Louis Fefferman, matemático estadounidense que fue niño prodigio. Una respuesta está marcada con un resaltador amarillo que ha cedido a la lejía de los años. Es la que habla sobre una de las actividades que más ocupan a David, a la par del basquet y contar chistes de dudoso potencial de risa: “Para pensar debes estar en el estado mental correcto, debes haber descansado bien, tu trabajo debe emocionarte y se necesita cierto tiempo”. De eso se trata la cruzada en un lugar en el que, por su temperamento veloz, los momentos de ensimismarse son una excentricidad. Pero David no cede espacios en lo esencial: desde hace un año y medio es el jefe de la Unidad de Investigación de El Nacional y, con el empeño de los que saben a dónde van, ha ganado legitimidad para pensar. Y, en El Nacional, eso también se premia. Este año, cuando cumple 15 en la casa editorial, recibió el galardón Henrique Otero Vizcarrondo que reconoce toda su trayectoria.

“El periodismo es una actividad intelectual antes que nada. A veces tengo en mi cabeza  un concepto que no sé si existe, pero que me gusta llamar ‘inteligencia editorial’. Es el ejercicio del pensamiento para planificar contenidos, anticipar tendencias, identificar las fisuras de los temas, estructurar las cosas para dislocar los puntos de vistas del lector. Imposible una idea de excelencia o de calidad sin pasar por ese tamiz de pensamiento. Un lema de este último año y medio ha sido Pensar-Ejecutar”, dice el reportero, que comenzó como pasante en el suplemento Siete Días y cubrió las fuentes de sucesos, tribunales y militar.

A las 7:00 am David es la única persona en la redacción. Tiene una hoja de Excel abierta en la computadora; no escribe una crónica, ensaya fórmulas con el rigor de un monje. Es lo que él llama “la lógica de la tabla” para darle otra dimensión al reporterismo de largo aliento que ha diferenciado los trabajos de su grupo, integrado por Fabiola Zerpa y Adriana Rivera. “Fue una decisión del periódico crear la unidad de investigación y estaban dadas todas las condiciones internas para dar el paso. El reto es lograr convencer, sin excusas, a los editores y a los compañeros de que las unidades de investigación son valiosas”. Los premios recibidos desde que fue creada ayudan a esa labor. “Todos los días me peleo con mi vocación y ella gana. Más allá de la aparente indiferencia oficial, son muchos los trabajos que me dejan esa sensación de que valió la pena haber pasado todo hasta llegar a ellos”.