• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

"Él pensaba que como era inocente iba a salir"

Desde el 2 de febrero hasta la fecha han sido detenidas 1.323 personas  en distintas protestas

Desde el 2 de febrero hasta la fecha han sido detenidas 1.323 personas en distintas protestas

Madres y esposas de los estudiantes aprehendidos se organizan para llevarles las tres comidas diarias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La detención en Táchira de 3 estudiantes que fueron enviados a la cárcel de Coro, acusados de atacar la residencia del gobernador José Vielma Mora, desencadenó una serie de protestas para exigir su liberación, que tuvo su punto crítico el 12 de febrero. En esa fecha, 42 personas fueron aprehendidas en todo el país y la cifra se ha multiplicado a diario: 10 de ellos cumplen hoy un mes en prisión.  

Los familiares de los jóvenes que permanecen recluidos en la sede de Polichacao establecieron una rutina para proveerles el desayuno, el almuerzo y la cena, y se reparten la responsabilidad para que el desgaste sea menor. Una vez a la semana los visitan, hablan con ellos y les llevan ropa y productos de aseo personal. 

Marco Aurelio Coello está en el grupo de detenidos. Tiene 18 años de edad y estudia quinto año de bachillerato. Era la primera vez que iba a una manifestación. Su madre, Doris de Coello, considera importante denunciar las torturas de que fueron víctimas. “Los golpearon, los rociaron con gasolina, los torturaron psicológicamente para obtener declaraciones de hechos que no cometieron”.

Le preocupa el hecho de que su hijo afronta un deterioro psicológico y emocional: “Está afectado, deprimido, aterrorizado”. 

Coello comparte celda con Nelson Gil Palma, de 22 años de edad. Gil estudiaba inglés en el Instituto Loscher, pero abandonó el semestre para ayudar a pagar la universidad de su hermano. Su madre, Luxoria Palma, ha despertado en las madrugadas soñando con el momento de su liberación. “La última vez que lo visité me dijo que no le quedaban ganas de volver a una marcha”. 

Stefania Vitali, esposa de Luis Boada, de 25 años de edad y estudiante de la Universidad Nueva Esparta, asegura que el joven ha perdido la esperanza. “Me estoy pudriendo aquí’, me dijo ayer. Cada día, hora y minuto pesan”.

Demián Martín cumplió 19 años en prisión, el 16 de febrero. Su madre, Jennifer García, afirma que el estudiante de la Universidad Alejandro de Humboldt fue detenido por defender a una compañera del maltrato de los cuerpos de seguridad del Estado. “Siento miedo por lo que pueda pasar cuando él salga, por como ha sido visibilizado”, expresó García.

Torturados. Carmen González, madre de Ángel González, cree que los jóvenes están injustamente detenidos. Ángel tiene 19 años de edad y estudia Relaciones Industriales en el Iutirla. “Somos de Vargas. Ese día estaba grabando lo que pasaba. No opuso resistencia cuando lo aprehendieron, pensaba que, como era inocente, iba a salir”, detalla.

Sobre los presuntos abusos de que fueron víctimas, hay mucho por decir. Aurora Armesto, esposa de Christian Holdack, indica que su pareja tiene una solicitud de exámenes médicos que aún no se le han practicado (rayos X en zona ocular, codos y rodillas).

Holdack, de 34 años de edad, estudia segundo semestre en el Centro de Diseño Digital de Caracas. “Lo que siento es frustración. Siento que de parte del gobierno no le están dando la atención debida a las denuncias que hemos hecho”.


El Dato
La defensa de los detenidos en la sede de Polichacao denunció ayer que el Tribunal 16º de Control incurrió en los delitos de denegación y retardo de justicia, al no emitir pronunciamiento alguno y prolongar "maliciosamente" las decisiones sobre las múltiples solicitudes introducidas a favor de los jóvenes.