• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Los peligros de la autogeneración eléctrica en Venezuela

Las plantas de generación de energía eléctrica requieren de un suministro constante de combustible / Omar Véliz

Las plantas de generación de energía eléctrica requieren de un suministro constante de combustible / Omar Véliz

Hoy se cumplen tres meses desde que le ministro para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, dio plazo de noventa días para que centros comerciales, hoteles y grandes empresas realizaran sus labores de autogeneración. Varios expertos en área ha coincido en que la medida, a pesar de no realizar muchos resultados, es muy arriesgada para la sociedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace exactamente tres meses el gobierno nacional, a través del Ministerio para la Energía Eléctrica, impuso la primera normativa de ahorro energético.

Por los próximos 90 días se iban a establecer horarios de razonamiento de luz para centros comerciales, hoteles y grandes empresas, como medida de ahorro energético para alivianar la carga de megavatios de las plantas hidroeléctricas que se ven afectadas por el mal uso de las autoridades y la sequía.

Unos días después de las primeras críticas, el ministro para la Energía Eléctrica Luis Motta Domínguez “esclareció” la información al decir que desde el gobierno nacional no se estaba racionando la luz en el país sino que instaba a la autogeneración de electricidad en las cadenas comerciales y de hotelería.

“Nosotros no estamos racionando la luz, lo que estamos es incentivando a estos establecimiento comerciales y a las grandes empresas a autoabastecerse de energía para poder disminuir el consumo eléctrico”, declaró el funcionario de gobierno en una entrevista a través del medio del estado, Venezolana de Televisión, el 9 de febrero de este año.

A pesar que el decreto ley establecía que la medida sólo era por tres meses, después del asueto de Semana Santa el mismo ministro para la Energía Eléctrica aseguró que desde el gobierno estaban “meditando” ampliar los lapsos de las medidas de racionamiento debido a que no se estaban cumpliendo los objetivos establecidos.

Es por eso que el ministro para la Energía Eléctrica, y el mismo presidente de la República, Nicolás Maduro, han insistido a que los centros comerciales, empresas y cadenas de hoteles deben autoabastecerse de energía de forma continua. Una insistencia de la cual no se han medido los problemas que puede causas.

Problemas con el combustible

Como los métodos alternativos de generación de electricidad en Venezuela no son tomados en cuantas por su practicidad y altos costos (paneles solares y parques eólicos), la medida más utilizada en la generación por parte de plantas termoeléctricas.

Expertos en el área de la autogeneración concedieron que esto conlleva a un problema: la manipulación del combustible.

“Al menos que la alimentación de los centros comerciales sea por gas directo, existen situaciones de riesgos. Tienes que tener una manipulación del combustible, que en la mayoría de los casos es de gran cantidad, y debes reponerlo constantemente. Hacer este tipo de métodos en lugares donde hay mucha gente es muy peligroso”, declaró el ingeniero y ex presidente de Hidrocapital, José María de Viana, en una entrevista a El Nacional Web.

De Viana aseguró que los pasos para realizar el transporte de combustible en centros comerciales, hoteles y grandes empresas son muy similares al que realizan en los aeropuertos. “La diferencia es que los depósitos de almacenamiento de combustible de las en los aeropuertos están a una distancia prudencial de las personas, en otros casos los tanques se tendrían que instalar muy cerca de la gente”, dijo.

Aseguró que para las solicitudes que plantea el gobierno nacional, los planes de almacenamiento y logística son muy delicados.

“Autogeneración está planteada para emergencias”

A mayor capacidad mayor riesgo de peligro. El ingeniero César Aguirre aseguró la insistencia de funcionarios del gobierno de que los centros comerciales deben generar energía de forma continua conlleva a una serie de problemas que no están tomando en cuenta.

“Todo depende de la capacidad instalada. Cuando te solicitan una planta de generación continua debes tener varias plantas o una de mucha capacidad. Quieren imponer un sistema de electricidad que sólo se utiliza para situaciones de emergencia. Es decir, si es sistema eléctrico falla en una clínica la planta funciona sólo para terapia intensiva y emergencia, no para todo el establecimiento”, dijo.

El ingeniero declaró que la adquisición de plantas termoeléctricas para los establecimientos serían muy costosas, no sólo por su compra, sino por el suministro y mantenimiento.

“Una planta pequeña de 100 kilovatios necesitaría entre 22 y 25 libros de gasoil por hora. ¿Cuánto sería el costo para poder abastecer todos los locales de un centro comercial mensualmente?”, cuestionó.

Los precios de las plantas de generación eléctricas oscilan entre los 100.000 y el millón de dólares, mientras que el precio del litro de diesel no se ha aumentado de los 0,01 bolívares por litro a pesar del aumento de gasolina decretado por el presidente de la República.   

Aguirre cuestionó las declaraciones del ministro Motta Domínguez quien aseguró que muchos países en el mundo tienen sus sistemas de autogeneración de electricidad.

“Yo no creo que en países se les solicita una autogeneración continua en los establecimientos. Esto pasa si es sistema eléctrico nación al presenta deficiencias o es precario. Venezuela se está pareciendo a la República Dominicana de hace 20 años, donde la mayoría de su energía eléctrica era producida individualmente por las termoeléctricas”, dijo.