• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Por lo menos cinco órganos se perdieron por falta de insumos

Hace tres años el HUC fue adecuado para volver a hacer transplantes de corazón, pero no se concretaron | Foto Archivo El Nacional

Hace tres años el HUC fue adecuado para volver a hacer transplantes de corazón, pero no se concretaron | Foto Archivo El Nacional

La tasa de donación de trasplante en el país bajó de 3,8 en 2013 a 1,7 por cada millón de habitantes en lo que va de año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La falta de materiales médicos también incide en las personas que están a la espera de un trasplante. El mes pasado no se pudieron extraer los órganos donados por un paciente con muerte cerebral recluido en un hospital de Caracas debido a la falta de insumos para la intervención quirúrgica. Con la omisión, entre 5 y 7 personas, de una lista de 3.500 en espera, dejaron de recibir el órgano que necesitan.

Libardo Laurens, presidente de la Fundación Amigos del Enfermo Hepático, Fundahe, denunció que su organización y otras ONG como la Fundación Amigos Trasplantados de Venezuela y la Fundación de Amigos del Paciente Renal en Lara reportaron déficit de materiales desde junio. Entre los faltantes están los catéteres y equipos de medición usados en ese tipo de operaciones.

“En julio hubo un donante efectivo, pero la procura se suspendió porque no había materiales médicos para realizarla. Era un donante múltiple de córneas, riñones e hígado, que podía haber ayudado por lo menos a tres personas”, precisó.

Laurens expresó que pese a que se promulgó la ley que señala que todas las personas son presuntos donantes, la falta de materiales frena la posibilidad de hacer las operaciones.

Un informe del Ministerio de Salud con datos hasta el 20 de julio de 2014 indica que la tasa hasta esa fecha se ubicó en 1,7 donantes por cada millón de habitantes, cifra inferior a la lograda en 2013 que fue de 3,8 donantes por cada millón de habitantes. Esos números reportan que de 230 donaciones en 2013 la cifra bajó a 36 en los 8 meses que van de 2014.


Déficit de medicamentos. Francisco Valencia, presidente de la Fundación Amigos Trasplantados de Venezuela, señaló que las personas que ya lograron un trasplante de riñón también están afectadas por el déficit de medicinas. El losartán potásico usado para controlar la hipertensión y la proteinuria en la orina está agotado: “La falta de control puede llevar a sufrir una falla renal”.

Libardo Laurens denunció que los laboratorios de los hospitales no tienen reactivos y en los que sí los hay, los pacientes que son candidatos a trasplantes no son la prioridad.

Señaló que en el país 14 personas están en la lista de espera por un hígado, pero otras 64 que también lo necesitan no pueden formar parte de esa lista debido a que no tienen recursos para pagar los análisis en centros privados.

Buscan un corazón
En septiembre de 2011, el Ministerio de Salud dio a conocer que el paciente Víctor Reyes, de 19 años de edad, era el candidato para el primer trasplante de corazón en el Hospital Clínico Universitario”. Pero la información, difundida por la agencia gubernamental de noticias, se quedó en promesas. Al joven le colocaron un marcapasos como medida paliativa. “Me explicaron que no tenían los servicios suficientes para hacer esa operación en el país”, declaró.

El primer trasplante de corazón en Venezuela se realizó en 1987 en el Hospital Miguel Pérez Carreño de Caracas. Solo 10 pacientes fueron intervenidos con la técnica ese año. Luego no hubo más operaciones de ese tipo. No existe una cifra oficial sobre la cantidad de personas que requieren trasplantes de ese órgano en el país. Comúnmente, son los que padecen de miocardiopatías dilatadas o problemas congénitos.

Gastón Silva, jefe de la Unidad de Cardiología del HUC, advirtió que pese a los anuncios del ministerio en 2011 y al envío de médicos a recibir formación en España, la infraestructura del hospital ucevista nunca estuvo lista para instalar allí un centro de trasplantes.

Silva indicó que las operaciones a corazón abierto en ese hospital fueron reanudadas la semana pasada. Ayer operaron al paciente número 71 del año, la cifra más baja de los últimos 5 lustros. Resaltó que la lista de espera es de 300 a 400 personas: “Muchos fallecen en la espera, no se sabe cuántos. A veces se llama para operar a alguien y el familiar participa que falleció”.


EL DATO
Ayer el HUC no tenía neostigmina, una ampolla usada para revertir los efectos de la anestesia, por lo que se suspendieron las intervenciones quirúrgicas. En la tarde, Min-Salud envió un lote de 100 ampollas. Médicos señalaron que alcanza para 2 días de actividades aproximadamente.