• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Ni se te ocurra pedirle matrimonio a tu novio

Pareja | GDA / El Tiempo / Colombia

Pareja | GDA / El Tiempo / Colombia

Un estudio revela que a nadie le gusta que sea ella quien proponga la boda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si eres mujer, olvídate de la idea de proponerle matrimonio  a tu novio.

La tradición, por lo menos en Estados Unidos, de que sea el hombre quien haga la pregunta  encontró sólido apoyo entre estudiantes de una universidad con tendencias liberales, informó Live Science.

Con ese botón de muestra, se infiere que en la población general es todavía menos aceptado que la mujer ponga rodilla en tierra, como lo hacen en las películas de Hollywood, y pregunte: ¿Te quieres casar conmigo?

No es que los hombres estén en desacuerdo con que las chicas asuman ese papel, es que a ellas tampoco les simpatiza la idea de asumir esa tarea.

Según el estudio realizado en la Universidad de California, recinto de Santa Cruz, ninguno de los entrevistados dijo que “definitivamente” quería que la mujer fuera quien propusiera matrimonio. Es más, apenas 2.8% de las mujeres indicaron que “más o menos” estarían dispuesta a hacerlo.

 “Nadie, ni siquiera una persona expresó ese tipo de preferencia, lo cual resultó sorpresivo”, explicó  la investigadora Rachael Robnett.

¿Por qué?

Aunque muchos de los entrevistados expresaron ser flexibles en cuanto a los roles de los géneros, mostraron apego a las tradiciones en dos instancias: quién pide matrimonio y quién se cambia el apellido después de casarse, como sucede en más de 90% matrimonios en Estados Unidos, según datos del Censo federal.

Uno de los entrevistados indicó que “si no fuera él quien propusiera matrimonio, se sentiría castrado”.

Y para una de las encuestadas, resulta “muy incómodo” que sea la mujer quien haga la proposición.

“Una de las explicaciones más comunes fue el deseo de dejarse llevar por tradiciones de los roles de los géneros”, razón que explícitamente mencionaron 41% de las mujeres y 57% de los hombres.

Cerca de un 25% de ellas y 17% de ellos atribuyeron razones “románticas” a la preferencia de que el hombre pida la mano.

El temor al rechazo ocupó la mente de 20% de las mujeres entrevistadas y 14% opinó que aventurarse a hacer la pregunta les causaría temor o incomodidad.