• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Desde octubre no despachan cemento y pintura a ferreterías

60% de lo que solicitan los clientes no está disponibles o queda muy poco En lo que va de mes, las ventas han bajado 50% en volumen con  respecto a enero de 2013 | Foto: Nelson Castro

60% de lo que solicitan los clientes no está disponibles o queda muy poco En lo que va de mes, las ventas han bajado 50% en volumen con respecto a enero de 2013 | Foto: Nelson Castro

Por falta de dólares para reponer inventarios, los proveedores comenzaron el año ofreciendo menos de 20% de su portafolio 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Francisco Aristimuño realiza remodelaciones desde hace 15 años y aseguró que sabía dónde conseguir los materiales de construcción, hasta que comenzaron a escasear. “A las ferreterías no les despachan cemento, cabilla y pintura desde octubre. Hay que recorrer muchos lugares para conseguir un producto por aquí y otro por allá. Además, cuando encuentras lo que buscas, tienes que pagar hasta cinco veces más del precio original”.

Los gerentes y encargados de varias ferreterías ubicadas en Boleíta, Montecristo y Los Dos Caminos confirmaron lo manifestado por Aristimuño. Además, señalaron que a la lista de productos que falta en los estantes se suman bombillos, cables, teipe, tuberías galvanizadas, silicón, candados, ramplús, pego, bloques, lija, arandelas, abrazaderas, taladros, herramientas y todo tipo de maquinarias, entre otros.

Dijeron que menos de la mitad de los proveedores se ha reincorporado a sus actividades y los que los visitan ofrecen 20% de los productos de su portafolio porque no han podido reponer los inventarios debido a la falta de divisas. “De 2.000 productos algunos tienen disponible poco más de 360 y no garantizan la entrega del pedido completo, además los precios se han incrementado de forma considerable”, indicó el propietario de un comercio en Montecristo.

“Una lámpara fluorescente que me costó en noviembre 320 bolívares la tienen ahora en 496 bolívares y no tienen las 4 que necesito”, declaró Margarita Pineda, consumidora. Agregó que tampoco se consigue pintura: “No hay variedad de colores ni tipos”, dijo. 

Sin crédito. Un vendedor de una tienda mayorista de materiales de ferretería precisó que este año comenzó con cambios en las políticas de ventas para las empresas. Redujeron el plazo del pago a crédito. Para poder despachar exigen el pago máximo a 7 días; sin embargo, el año pasado el plazo para cancelar era hasta de 45 días.

Además eliminaron los descuentos. En 2013 otorgaban entre 8% y 10% de reducción en el monto de la factura por pronto pago o volumen de compra, pero este año esa política desapareció, dijo el vendedor.

Otro mayorista relató que aunque 70% de sus proveedores son nacionales, también les afecta la falta de divisas para poder adquirir materia prima y así producir. “Estamos recibiendo nuevos productos y marcas de fabricantes locales para satisfacer la creciente demanda, pero todavía no lo logramos. Contamos con 190 vendedores que resienten la merma en sus ingresos y temen perder su estabilidad laboral por la falta de mercancía”, afirmó. 

Los ferreteros aseguraron que están evaluando las nuevas condiciones que deben cumplir para poder adquirir mercancía, a fin de determinar cuáles son los proveedores que más les convienen. “Las ventas de este mes han bajado 50% en volumen con respecto a enero de 2013, por no contar con los inventarios, y la expectativa para este año es que será crítico. La fluctuación de mercancía en almacén marcará el ritmo de las ventas y las ganancias, pero los gastos administrativos, nómina, alquiler, impuestos y servicios se mantienen”, afirmó el gerente de un expendio ferretero en Boleíta.

Venta condicionada. Sharaí López, gerente de un comercio de materiales eléctricos, contó que están condicionando la compra a los clientes. “Si quiere 10 metros de cable, debe llevar también 2 accesorios que no tienen mucha salida”, explicó.

La gerente dijo que falta mercancía de todo tipo, 60% de lo que le piden los clientes no lo tiene o le queda muy poco. Calculó que si no le reponen la mercancía pronto y en la cantidad que solicita, en 5 meses tendrán que cerrar sus puertas.

José Álvarez, cliente, dijo que para poder comprar una tubería, adquirió un combo que incluía dos productos más. “Tengo semanas buscando la tubería y la necesito con urgencia para terminar una remodelación, me la llevo como sea”, dijo.

Otro cliente, José García, declaró que ha dejado de realizar varios trabajos este año porque se le dañó su máquina para despejar maleza. “Acudí a seis ferreterías grandes hasta que por fin la encontré. Me exigieron que llevara artículos que no necesito, pero preferí adquirirlos antes de continuar sin la herramienta que requiero para trabajar y ganar el pan de la casa”, afirmó. 

Anaqueles vacíos

En los pasillos de una tienda de una cadena de productos ferreteros fiscalizadas por el gobierno se percibió la falta de productos. No hay maderas, griferías ni artículos para el camping, temporada playera o vacaciones como filtros, carpas y otros enseres.

La empresa decidió no renovar contrato a los temporales, mientras que mantuvo el empleo de los fijos.

La ferretería ha tratado de conseguir proveedores nacionales, ante los problemas para obtener divisas e importar, pero son pocos los fabricantes que han atendido al llamado, explicaron algunos vendedores. 

"No hay equipos de ferreterías como sierras eléctricas y bombas de agua. También falta material de construcción para cocinas y baños", dijo un vendedor.

En el área de cocina, ya no hacen el presupuesto para gabinetes ni muebles empotrados. No hay variedad de candados ni llaves, tampoco de grifería para baños. Hay materiales en exhibición, pero los modelos no se consiguen. Faltan, además, materiales y equipos de jardinería. 

Las cifras

50% caerán las ventas de las ferreterías durante el primer trimestre del año por falta de inventario, según proyecciones de comerciantes consultados.

15.000 productos incluyen el mercado ferretero y hay menos de 5% de disponibilidad, aseguró un empresario de una tienda mayorista.