• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

Yo nací un 1 de enero

Eduardo Josué Herrera fue el primer bebé en nacer en 2014 / Nelson Castro

Eduardo Josué Herrera fue el primer bebé en nacer en 2014 / Nelson Castro

En primera plana de los diarios es costumbre reseñar el nacimiento del primer bebé del año. Los niños crecen y ahora cuentan qué tal se vive celebrando el natalicio en una fecha tan significativa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Susana de Freitas y María Efigenia Azcárate el 1º de enero no es sólo el primer día del año. Después de oír las campanadas que despiden el año viejo y sentir los abrazos de comienzo del nuevo ciclo, exclaman sonrientes: “Yo nací un 1º de enero”. Ambas están agradecidas, pues ello les da la oportunidad de celebrar el cumpleaños en familia.

“Nacer un 1º de enero es una ocasión valiosísima de reflexionar sobre nuestras vidas y dar la bienvenida a una nueva oportunidad, un nuevo año”, explica de Freitas, quien se toma un momento previo al sonar de las campanas para agradecer a Dios el milagro de la vida, que renueva votos ese primer día del año.

Pero no siempre ha sido una ventaja haber nacido el primero de los 365 días del año. A los 15 años, de Freitas decidió que celebraría su natalicio con un gran vestido y una gran fiesta. Sus padres les advirtieron del riesgo, pero con la osadía de la adolescencia logró convencer a su familia de celebrarlo ese 1º de enero. “Definitivamente, me arrepiento”, comenta entre risas. “Mi papá me dijo que los invitados podían no aparecer. A las 7:00 pm nadie llegaba. Fue a las 9:00 pm cuando sonó el timbre y no pararon de llegar los convidados, que al final fueron más de la mitad”, recuerda.

Azcárate prefirió esperar algunos meses antes de su gran celebración: “Por tratarse de un día complicado para las grandes fiestas, tuve que correr para marzo mis 15 años, edad que es importante para toda niña. Es entonces la única vez que he celebrado a destiempo. De resto, la paso feliz acompañada de mi familia. Para mí es una ventaja porque continuamos la celebración de fin de año, con la de Año Nuevo y mi cumpleaños. Así que eso suele prolongarse y disfrutamos mucho más”.

Otros destinos

Este año, Azcárate decidió salir de Caracas y llenarse de nuevos aires en República Dominicana, para aliviar el duelo de una pérdida que empañó su cumpleaños anterior. “Perdí a mi padre en diciembre de 2012 y este año quise estar con mi hija, que vive en ese país. Vine con mis hijos, sobrinos, hermanos y mi mamá para recobrar energías. La muerte de mi papá, a pocos días del 1º de enero, hizo de mi cumpleaños pasado el más triste”.

También con ganas de cambiar el ambiente, de Freitas salió del barrio Carpintero, en Petare, y festejó en Higuerote, muy cerca del mar, el fin de año y su cumpleaños. “Me invitó mi amiga, que tiene casa en la playa, para estar con mis dos hijos, de 15 y 25 años de edad, y la esposa del mayor. Siempre me gusta estar acompañada de la gente que me quiere”.

Eduardo Josué es el primer bebé de 2014

Sonriente y con buen semblante nació ayer el primer bebé de 2014, en la emblemática Maternidad Concepción Palacios, en Caracas. Eduardo Josué Herrera midió 55 centímetros y pesó 4,2 kilos. Para que fuera mucho más simbólico, el alumbramiento se registró justo a las 12:00 de la noche, marcando la cuenta regresiva del que será su primer cumpleaños, cuando suenen las campanadas que den la bienvenida a 2015.

Es el primer varón, tiene dos hermanas y el nuevo consentido de la casa, comentó orgullosa su madre, Rosa González, mientras lo cargaba en brazos. “Es una alegría inmensamente grande porque nació sano y con toda la atención del equipo médico que me monitoreó a mí y al bebé. Gracias a Dios salimos bien de todo, pese a las complicaciones que surgieron durante la hospitalización y la cesárea”, indicó González, quien vive en Mamporal, en el estado Miranda.

Edwin Alexander Valera es el otro bebé que nació en la transición de un año a otro en la maternidad. Cinco minutos hicieron la diferencia. “Mi hijo nació a las 11:55 pm, casi a la medianoche, con un peso de 2,9 kilos y 47 centímetros de estatura, por parto natural”. Todo ocurrió cuando la joven Emily Valera, de 17 años de edad, se disponía a arreglarse para lucir su mejor atuendo de fin de año en la comunidad de Carapita, en Caracas. “En eso sentí los dolores de parto, como a las 7:00 pm, y todos salimos corriendo. No conseguíamos cómo bajar del barrio y un rústico nos trasladó dos horas después. Pero aquí está el resultado, mi hijo hermoso”, dijo la madre primeriza.

“Los primeros de enero son espantosos”

Leo Araujo nació un 1º de enero. Pero si en sus manos estuviera, elegiría otra fecha. "Parece un eterno domingo, pues todo el mundo amanece con la resaca del día anterior. Además, todos los comercios están cerrados. No hay donde comprar nada. No es el mejor día, definitivamente. Los primeros de enero son espantosos", comenta entre risas.

Si tuviera algo positivo que rescatar de cumplir el primer día del año, una vez más la compañía de la familia es clave: "Supongo que será porque la paso en compañía de mi familia que es bien importante para mí. Y desde luego, mis verdaderos amigos que me lo demuestran precisamente estando ese día conmigo, como mi amigo y compadre Alberto. Pero con los años uno le deja de dar importancia. Quizás cuando estaba más joven me pesaba, pero a mis 47 años recién cumplidos, uno se fija más en otras cosas".

Araujo sumó una nueva ilusión a cada recibimiento de Año Nuevo. Al igual que María Efigenia Azcárate y Susana de Freitas, decidió salir de casa a festejar su nacimiento en la Gran Sabana, en compañía de sus hijos, de 2, 18 y 20 años de edad. “Es una manera de variar lo rutinario que puede ser un día como este y recargarme de energía. Ya tengo dos años viajando y donde estemos lo celebramos. Este 2014 elegí la Gran Sabana. Es mejor agarrar carretera que quedarme en casa viendo las películas repetidas que pasan en algunos canales de televisión. Este año, en particular, es más especial por mi primera hija, Sarahí, pues tengo dos varones grandes. Con ellos cada cumpleaños es especial, sea cual sea la fecha”.