• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

En municipios de Caracas vecinos van tras el delito para ayudar a la policía

Durante un año la data se procesaba en hojas de cálculo, pero gracias a otros vecinos que son estudiantes de la Universidad Simón Bolívar | Omar Veliz

Durante un año la data se procesaba en hojas de cálculo, pero gracias a otros vecinos que son estudiantes de la Universidad Simón Bolívar | Omar Veliz

Una propuesta de residentes de Santa Fe para activar ciudadanos centinelas y registrar denuncias se replicó en todo el municipio. Crearon una aplicación para ayudar a Polibaruta a ver en tiempo real las irregularidades

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 3 de noviembre de 2014 los vecinos de Santa Fe se enlutaron. Ese día a las 7:00 pm cayó muerto el publicista Antonio Portales de un tiro en el cuello y otro en el pecho para robarle su arma dentro del estacionamiento del automercado El Patio, en la avenida José María Vargas. Los vecinos decidieron presionar a la Policía de Baruta para que asistiera junto con la alcaldía a una asamblea de emergencia, que derivó en otras 18. El suceso y los encuentros vecinales dieron inicio a un modelo de seguridad pionero en toda la jurisdicción.

El proyecto que más promueve la Alcaldía de Baruta son sus mesas de seguridad, pero la idea surgió de los mismos vecinos que decidieron conformar un comité de personas centinelas, quienes van registrando la data de los delitos que ocurren en sus comunidades que no fueron denunciados de forma oficial por temor a represalias. A través de grupos de chat en la aplicación Whatsapp reciben la información por zonas.

Magaldy Cepeda, miembro de los comités, explica que con esta información se crea el mapa del delito de Baruta para que la policía sepa dónde ocurren, horas y los tipos para registrarlos. De 14 zonas que hay en Baruta, 10 ya están integradas.

Durante un año la data se procesaba en hojas de cálculo, pero gracias a otros vecinos que son estudiantes de la Universidad Simón Bolívar –Jesús Soler de Ingeniería Electrónica; Daniela Santoyo, de Ingeniería Geofísica, y Davis Soler de Tecnología Electrónica–, se desarrolló una aplicación multiplataforma para que la data se ubique en un mapa de Google a través de la cual el usuario navega y ve los delitos de su zona. Los estudiantes entrenaron a 15 personas para hacer los registros en la plataforma. Ellos, por ahora, trabajan gratis para el municipio y pagan el costo del servidor.

La iniciativa, que se creó de forma gratuita, ahora sirve para que la Policía de Baruta vea en tiempo real en su sala situacional dónde, cuándo y a qué horas ocurren los problemas y sepan en dónde deben patrullar.

Activos por Whatsapp. En Los Ruices, los vecinos de las calles A, B y María Auxiliadora tienen desde 2014 abordando las situaciones irregulares con sus propias manos, pero ahora necesitan quitarse la etiqueta de “linchadores” luego de haber capturado y golpeado a presuntos delincuentes, y que uno de ellos resultara quemado en la vía pública. Williams Collins, habitante de la zona, especifica que la persona que murió ese día por quemaduras no fue en las calles que él cuida junto con sus compañeros, pero la etiqueta quedó.

Además de alertar con pitos y cacerolas cuando están atracando a alguien, en el municipio Sucre se escogió a un policía por comunidad, que la alcaldía denominó “padrino”, y está en contacto directo con sus habitantes a través de un grupo de Whatsapp. Ante cualquier denuncia el funcionario debe activar la patrulla.

Esta especie de cuadrante de seguridad que se activa con chats se replicó en Chacao y El Hatillo. Todos tienen a un policía y jefe de Seguridad Ciudadana entre los contactos.

En el municipio Chacao existen 82 chats que agrupan a 11.300 vecinos, previo conocimiento de su “Manual de Carreño” para no aturdir a los integrantes del grupo. Las normas son: no debatir sobre política, solo pueden informar si hay una irregularidad en su zona y entre las 12:00 de la medianoche y las 6:00 am deben llamar 171 para dejar dormir a la comunidad.

DATOS Y CIFRAS

2.827 cadáveres fueron ingresados a la morgue de Bello Monte, lo que representa un incremento de 8% respecto a año pasado, cuando fueron enviados 2.619 cuerpos a la medicatura forense.

82 mujeres perdieron la vida de forma violenta en los primeros 6 meses del año y 102 niños y adolescentes.

70 policías y militares han sido asesinados para despojarlos de la pistola de reglamento o de la motocicleta.

25 planes de seguridad se han implementado en el ámbito nacional en los últimos 16 años. En el área metropolitana se crearon 142 cuadrantes de seguridad para que los vecinos llamaran a un número específico a la policía que opera en el sector. El plan está en desuso.

70% se requiere incrementar la fuerza policial para cumplir con los estándares internacionales de 4 funcionarios por 1.000 habitantes. Solo el estado Miranda necesita 12.580 policías.