• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El mundo conmemora el fin del ciclo maya

El calendario maya se ha convertido en el centro del interés de todo el planeta | Reuters

El calendario maya se ha convertido en el centro del interés de todo el planeta | Reuters

La civilización indígena medía los años con 2 cuentas, una de 260 días y otra de 365

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La profecía maya que en los últimos cinco años ha dado la vuelta al planeta y que, supuestamente, vaticina que hoy 21 de diciembre de 2012 el mundo tal y como se conoce desparecerá, no es cierta. La inscripción –que fue hallada en un fragmento de roca tallado por la etnia alrededor del año 669 d. C. y encontrado a mediados del siglo pasado–,está lejos de anunciar el fin de la humanidad.

“No se preocupen, los mayas no predijeron el fin del mundo para 2012. Lo que va a suceder en diciembre de 2012 es solamente el fin de un período, el mundo no se acaba, el mundo sigue, termina un ciclo y comienza otro”, aseguró el especialista en arqueoastronomía, Stanislaw Iwaniszewski, en el coloquio Año 2012, organizado por la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México.

Expertos coinciden en que la etnia tenía una concepción cíclica del tiempo. Su calendario, considerado uno de los más avanzados y precisos de las civilizaciones antiguas de mesoamérica, se fundamenta en una cuenta continua e ininterrumpida de los días (denominados Kin), que comienza un día cero inicial, correspondiente al 13 de agosto de 3114 a. C.

Se presume que los mayas llevaban por lo menos 2 cuentas del tiempo que eran independientes, pero estaban sincronizadas: una de 260 días y la otra de 365.

El calendario Sagrado (Tzolkin) de 260 días era el más usado por el grupo indígena. Este regía los tiempos del quehacer agrícola, las ceremonias religiosas y las costumbres familiares. Entretanto, el calendario Civil (Haab), basado en el recorrido anual de la Tierra alrededor del Sol, era de 365 días, dividía el año en 18 meses llamados Winal, de 20 días cada uno, y 5 días sobrantes a los que denominabanWayeb.

La combinación del Tzolkin y del Haab da lugar a una rueda que relaciona los 2 calendarios. Deben transcurrir 18.980 días, es decir, 52 años para que el ciclo se cumpla y vuelvan a coincidir los días del Tzolkin y del Haab, que se combinaron el primer día de inicio del tiempo.

Lo que acontecerá en los próximos días es que, según el calendario maya,  volverán a coincidir los días del Tzolkin y del Haaby y se cerrará un ciclo de 13 baktunes, lo cual quiere decir que habrán transcurrido 5.125 años o bien 1.872.000 días desde el día cero inicial.

Fecha equivocada. La Estela o Monumento 6 del Tortuguero, nombre con el cual es conocida la roca en la quese halla inscrita la supuesta profecía maya sobre el fin del mundo, es apenas una de las aproximadamente 5.000 piedras que fueron talladas por los mayas.

Las primeras publicaciones sobre el significado de la Estela 6, que fue rescatada en 1958 junto con otras piezas arqueológicas de El Tortuguero, localizado en una cantera de México, fueron realizadas por un epigrafista alemán en 1978 y, desde entonces, ha sido estudiada por especialistas de todo el mundo, que concuerdan en que la fecha es 23 y no 21 de diciembre como muchos afirman.

“La última inscripción corresponde al 23 de diciembre de 2012, pero el tema central del Monumento 6 no es la ni la fecha, ni profecías, ni el fin del mundo. Es la historia de Balam Ahau (o BahlamAjaw), que fue un Sagrado Señor de El Tortuguero", dijo recientemente a la AFP el arqueólogo mexicano, José Romero.

En la actualidad

Se estima que existen actualmente unas seis millones de personas que descienden de los mayas. Gran parte de ellos habitan en lo que se conoce como Mesoamérica, es decir el sur de México (estados de Campeche, Tabasco, Chiapas, Quintana Roo y Yucatán), Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador.

Los mayas que habitan en México hablan 30 idiomas diferentes.

Entre algunos descendientes mayas conocidos a nivel internacional se encuentran la premio Nobel de la Paz guatemalteca Rigoberta Menchú y el cantante mexicano Armando Manzanero Canché.