• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

El fervor movilizó a los devotos de la Virgen del Valle y la Coromoto

El traje de la Virgen del Valle recrea los milagros más emblemáticos de la advocación | Foto Johanna Bozo

El traje de la Virgen del Valle recrea los milagros más emblemáticos de la advocación | Foto Johanna Bozo

El nuncio Aldo Giordano señaló que el papa está pendiente de la situación de Venezuela y confía en la reconciliación del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las devociones marianas reunieron ayer a los venezolanos. En los pueblos costeros celebraron el 103 aniversario de la coronación canónica de la Virgen del Valle y en todo el país, especialmente en Guanare, conmemoraron el 362 aniversario de la aparición de la patrona de Venezuela al indio Coromoto en las llanuras de Portuguesa.

La celebración en oriente fue multitudinaria. Los fieles margariteños y de otros estados del país colmaron desde temprano el Campo Eucarístico de Nueva Esparta, ubicado en el municipio García, para participar en la Santa Misa Estacional, acto central de las festividades. La imagen lució los trajes elaborados por artistas en los que se recreó en pintura los milagros emblemáticos de la advocación.

La eucaristía estuvo presidida por monseñor Aldo Giordano, nuncio apostólico de Venezuela, quien manifestó su alegría por celebrar este día junto a la patrona de oriente. “Quiero comunicarles la cercanía del papa Francisco. Él sigue con gran amor paternal la situación de Venezuela y le confía a la Virgen la paz y la reconciliación del país. ¡Qué viva la Virgen del Valle!”, exclamó.

Jorge Aníbal Quintero, obispo de la Diócesis de Margarita, pidió que se fortalezcan los lazos en la familia, que reine la paz en el país, y que las barreras del individualismo y el afán de poder sean derrumbadas, por intercesión de la Virgen.

Los fieles se sumaron a esas peticiones, pues la mayoría coinciden en que lo más importante es la reconciliación de los venezolanos.

El alcalde del municipio Mariño, Alfredo Díaz, se sumó a las plegarias: “Todos los pueblos de Margarita y de Venezuela se hicieron presentes y ese es un signo muy importante donde se destaca que la unidad debe privar para todo”.

En la ceremonia estuvo el gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, que participa por décimo año consecutivo. “El día de nuestra Reina Madre queremos pedirle por los enfermos, los que sufren y están presos, por los ancianos, niños y todo el pueblo de oriente. Por la paz en Venezuela, por la justicia, por un país donde todos podamos encontrarnos como hermanos”, comentó.

Lilian Tintori, esposa del dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López preso en Ramo Verde, asistió con sus hijos para pedir por la unión, la liberación de los presos políticos y por el amor del pueblo de Venezuela. 

Al otro lado del Campo Eucarístico estuvo el gobernador de Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa, quien anunció que ya se publicaron las bases del concurso para la construcción del templo votivo de la Virgen del Valle.


362 años en Venezuela. Aproximadamente 8.000 personas participaron en la misa celebrada por el arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, en el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, en Guanare, a propósito de los 362 años de la aparición de la Virgen María al indio Coromoto.

Los festejos, sin embargo, comenzaron hace una semana, con maratones, rutas ciclísticas, cabalgatas y el encuentro nacional de jóvenes y seminaristas, entre otras actividades.

En su homilía, monseñor López Castillo subrayó la importancia de Virgen en la vida de los venezolanos porque es modelo de fe. Expresó que hay que creer en Dios y apoyarse en María como intercesora, al tiempo que invitó a rechazar los sistemas socialistas, comunistas y ateos, porque tienen una visión errada del futuro.

Aseveró que se debe transitar el verdadero camino de democracia, justicia y paz, y por ello llamó a tomar conciencia de que los ciudadanos son demócratas y se debe luchar en consecuencia. “Nuestro pueblo es profundamente mariano y ese es el camino para encontrarnos con Dios”.

Como cada año, los Indios Tostos del estado Trujillo, acompañaron la ceremonia.