• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

“Me moriré antes de tiempo porque no tengo medicinas”

Solo una comisión pudo pasar el piquete para ir a entregar un documento a Tareck William Saab | Foto Omar Véliz

Solo una comisión pudo pasar el piquete para ir a entregar un documento a Tareck William Saab | Foto Omar Véliz

Pacientes, gremios y políticos pidieron que el gobierno acepte ayuda humanitaria internacional para paliar la crisis de salud y alimentos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Quiero curarme”, se leía ayer en la pancarta que un niño de ocho años con linfoma de Hodgkin llevó a la convocatoria de universitarios, médicos y gremios del sector salud, de marchar desde Plaza Venezuela hasta la Defensoría del Pueblo para pedir que se fije posición ante la crisis humanitaria que atraviesa el país. El niño estaba con su abuela, Hilaria Machado, quien padece cáncer de mama. Aunque funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana impidieron que el recorrido se hiciera, Hilaria compartió su historia: desde diciembre no consigue la quimioterapia oral que requieren ella y su nieto. “Me iré a morir antes de tiempo porque no tengo medicinas y tampoco tengo dinero para comprarlas en el exterior.

Pablo Zambrano, vocero de la Federación de Trabajadores de la Salud, denunció que desde hace seis meses las maternidades no reciben recursos para operar. “Sepan que los obreros están limpiando los hospitales con agua nada más porque no se están comprando los desinfectantes”, advirtió.

Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana, recordó que la escasez de medicamentos es de 80% en todo el país y pidió al defensor Tareck William Saab que intercediera para que el presidente Nicolás Maduro acepte la ayuda humanitaria que decretó la Asamblea Nacional hace un mes, así como la ayuda que ofreció la Organización Mundial de la Salud, y pague la deuda que tiene con el sector farmacéutico para reactivar la producción.

Aunque no fue posible realizar la movilización, un grupo entregó en la Defensoría el documento en el que solicitan a Saab que interponga las acciones pertinentes ante el Ministerio de Salud “para proteger al pueblo venezolano de la vulneración de los derechos humanos vinculados al derecho a la salud”.

Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, reclamó que las autoridades insistieran en negar el derecho a la protesta y el derecho a la salud, y María Cabrera, presidente del Colegio de Bioanalistas del Distrito Capital y el estado Miranda, coincidió con él: “¿Por qué las autoridades son diligentes para impedir una marcha, pero no para resolver la crisis de salud?”.

Los jóvenes exigieron soluciones. Hasler Iglesias, presidente de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, deploró que los profesionales en formación no estén recibiendo todos los conocimientos prácticos que se requieren por falta de insumos.

A la manifestación asistieron tres diputados de la Asamblea Nacional. José Manuel Olivares calificó de “burla” la inoperatividad del 0800-SALUDYA que activó Min Salud para conseguir medicamentos; Dinorah Figuera pidió que se creara un fondo para pagar deudas y adquirir fármacos, y Winston Flores se quejó de que los hospitales se estén convirtiendo en “la última morada del venezolano”.

En las regiones
Médicos de centros de salud de Carabobo marcharon en Valencia para exigir al gobierno que dote de insumos y medicinas para aliviar a los enfermos, y de los médicos que viven la angustia de no hacer su trabajo. María del Carmen Rodríguez, pediatra, narró el drama de no conseguir ningún antibiótico en suspensión para niños. “Desde 2014 no tenemos vacunas contra la varicela.

En Táchira, enfermeros protestaron para exigir mejoras. Relataron que hasta deben hacerse de sus ropas de trabajo; quienes se desempeñan en cuidados intensivos deben eliminar heces, orina, fluidos y secreciones sin protección en sus manos.

Centenares de merideños participaron en la marcha de gremios de la salud para denunciar la falta de insumos, deficiencia de personal e inseguridad. Salieron desde el Hospital Universitario de los Andes hasta la avenida Urdaneta donde entregaron un manifiesto en la Defensoría del Pueblo. Luego fueron a la Corporsalud, y luego de mediar con funcionarios policiales lograron que una comisión fuera recibida. “Basta de tanta desidia; con la salud de los pacientes no se juega”, dijo Pedro Fernández, presidente de Médicos de Mérida.

En la visita al Seguro Social de La Guaira, el diputado José Manuel Olivares, presidente de la sub comisión de Salud de la AN, constató las fallas de los servicios de diálisis por escasez de agua, lo que ha obligado a suspender el servicio y confirmó las condiciones precarias del único quirófano que funciona en el centro en el que se almacena el agua en bidones.