• Caracas (Venezuela)

Sociedad

Al instante

La memoria de MOS perdura en medio de la alegría escolar

Durante una actividad de El Nacional en el Aula tuvieron la oportunidad de conocer el desarrollo del periódico, la exposición fotográfica y los manuscritos de su fundador

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde 1996 la Unidad Educativa Miguel Otero Silva, ubicada en el caserío Coco de Mono, estado Lara, tomó el nombre del escritor, periodista y político por la resolución del Ministerio de Educación de colocarle un epónimo a la escuela. En su honor, 23 estudiantes de esa institución visitaron la sede del diario El Nacional, en Caracas. 

Los alumnos estuvieron acompañados de maestros del plantel y de sus representantes. Viajaron desde poco antes del amanecer a la capital para conocer la vida y obra de Miguel Otero Silva, fundador del periódico junto a su padre, Henrique Otero Vizcarrondo, en 1943. 

Para iniciar la actividad, los niños entonaron la primera estrofa del himno del colegio. A todo pulmón cantaron: “La escuela MOS lleva el nombre de un gran escritor, fundador de El Nacional, Miguel Otero, un hombre luchador”. 

Julio Ramos, asesor de programas educativos de El Nacional en el Aula, compartió una proyección de la historia y evolución del diario en la sala de usos múltiples. En su exposición les explicó que el periódico cambió en diseño y paginación debido a que los medios impresos afrontan la falta de papel: “Estamos muy contentos por esta visita que afianza nuestros lazos con la educación. Es satisfactorio mostrar a estos estudiantes el desarrollo del periódico, la exposición fotográfica y manuscritos de MOS. Nos enorgullece que puedan conocer su trayectoria como literato, periodista y escritor, además de político y fanático del deporte”. 

Durante el recorrido por las instalaciones del impreso, la directora del plantel, Carmen Loyo, expresó su alegría por haber hecho realidad el deseo de visitar el diario, un anhelo que tenían desde hace dos años: “Cada 26 de octubre, fecha de nacimiento de Miguel Otero Silva, hacemos galerías fotográficas, discutimos sus novelas, se hacen trabajos especiales. Es una semana en honor a él”. Al culminar el recorrido, alumnos contaron que hicieron un periódico ambiental en el que incluyeron temas como el dengue y el zika.